La mandataria pidió tranquilidad a todos los argentinos ante la decisión de España. (AP)
La mandataria pidió tranquilidad a todos los argentinos ante la decisión de España. (AP)

La presidenta argentina, , respondió hoy a las diferentes críticas que recibió de España, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos tras el anuncio de un , controlada por la española Repsol.

Fernández de Kirchner señaló que respetará la decisión "soberana" de España de dejar de importar bioetanol argentino y aseguró que no habrá ningún "planteo" al gobierno de .

En ese sentido, devolvió las críticas sobre su decisión a Estados Unidos y la UE, al recordar que ambos son los que "más denuncias tienen en toda la historia" de la Organización de Mundial de Comercio (). "Por favor a otra parte con tanta historia, tanto cuento y tanto papagayo suelto", apuntó.

España tomó hoy su primera medida de represalia contra la decisión de la mandataria al anunciar que limitará la entrada de biodiésel argentino en el país. Horas antes, el Parlamento Europeo había instado a la la UE a del bloque con Argentina.

Al respecto, la presidenta dijo que el biodiesel argentino es más barato y, además, España enfrenta una fuerte crisis. "El gobierno (de Rajoy) lo pagará más caro, no sé cómo impactara en su economía", dijo, al asegurar que no cuestiona la decisión de dicho gobierno. "No vamos a hacer planteos, somos gente de trabajo y muy respetuosa de las decisiones soberanas", añadió.

Por ello, la presidenta pidió "tranquilidad a todos los argentinos" ante las reiteradas advertencias de España y sobre el tema del biodiesel, aseguró que el país "produce tres millones de toneladas de biodiesel al año y a un precio más barato y está en condiciones de absorber esa producción".

Según datos oficiales, Argentina es el principal proveedor mundial de biodiesel y en 2011 la exportación alcanzó un récord de 1,7 millones de toneladas. Con España, el comercio de biodiésel representó unos US$985 millones durante 2011 por unas 700 mil toneladas.