Cristina Fernández descansa en la residencia presidencial de Olivos. (AFP)
Cristina Fernández descansa en la residencia presidencial de Olivos. (AFP)

La presidenta de Argentina, , guardaba reposo hoy, el primer día laborable desde que le fue diagnosticada una lesión cerebrovascular que la obligará a permanecer un mes retirada de la primera línea política, sin haber delegado funciones.

Acompañada por sus hijos, Fernández descansa en la residencia presidencial de Olivos, en la periferia norte de Buenos Aires, debido a un coágulo en la cabeza detectado en exámenes médicos el último sábado.

Pese a guardar reposo, Fernández no ha delegado por ahora las funciones en el vicepresidente argentino, Amado Boudou, cuestionado por su presunta vinculación a escándalos por corrupción.

Una fuente gubernamental citada por la agencia Reuters agregó que Boudou solo cumplirá un rol protocolar durante su ejercicio de la presidencia.

Algunos analistas pone en duda el cambio de mando debido a su posible efecto negativo sobre el electorado –habrá elecciones legislativas el próximo domingo 27– ya que Boudou es uno de los funcionarios más impopulares del Gobierno.

La Constitución argentina establece que en ausencia del presidente será el vicepresidente el encargado de asumir la máxima responsabilidad del Estado.

"Como no hay incapacidad ostensible para que la Presidenta ejerza sus funciones, porque el reposo es por prescripción médica y no por enfermedad, no hay delegación de facultades", dijo en declaraciones radiales el abogado constitucionalista Roberto Boico.

"La decisión de delegar facultades es una decisión que debe tomar la primera mandataria por propia voluntad",** añadió el letrado.

No obstantes, Boudou encabezó esta mañana dos actos públicos en reemplazo de la mandataria, aunque no se informó oficialmente si hubo una delegación interina y formal del poder.

Boudou lideró un acto de entrega de patrulleros a la Policía Nacional en la explanada de la Casa de Gobierno, acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el candidato a diputado bonaerense por el Frente para la Victoria (FpV) oficialista, Martín Insaurralde, y autoridades del área de seguridad.

"Hay que darle confianza a la gente de que este equipo está más unido y comprometido que nunca, y que actuamos con toda la responsabilidad", destacó Scioli tras el acto.