Crimea: Hombres armados toman dos aeropuertos. (Reuters)
Crimea: Hombres armados toman dos aeropuertos. (Reuters)

Hombres armados tomaron el control hoy de dos aeropuertos en Crimea, en lo que el nuevo Gobierno de Ucrania describió como una invasión y ocupación por parte de fuerzas rusas.

Mientras el destituido presidente Viktor Yanukovich reapareció en Rusia tras estar prófugo una semana, la tensión aumentaba en la península de Crimea. Esta la única región de mayoría rusa y el último bastión importante de resistencia a la destitución del líder respaldado por Moscú.

Más de 10 helicópteros militares rusos ingresaron al espacio aéreo ucraniano sobre Crimea, dijo el servicio de guardia fronteriza de Kiev, acusando a militares rusos de bloquear una de sus unidades en la ciudad portuaria de Sevastopol, donde tiene su base una parte de la flota de Moscú en el Mar Negro.

La flota rusa negó que sus fuerzas estuvieran involucradas en la toma de los aeropuertos, según un reporte de la agencia de noticias Interfax, mientras que un seguidor describió al grupo en uno de los lugares como militantes de Crimea.

Moscú prometió defender los intereses de sus ciudadanos en Ucrania. Aunque dijo que no intervendrá por la fuerza, la retórica rusa desde la destitución de Yanukovich hace una semana recordó los días previos a su invasión de Georgia en el 2008.

El máximo funcionario de seguridad de Ucrania, Andriy Paruby, dijo que los hombres armados seguían órdenes de Rusia.

"Estos son grupos separados (…) comandados por el Kremlin", dijo Paruby, secretario del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, en una sesión informativa en Kiev emitida por televisión.

Una de las opciones que se estaban considerando era declarar un estado de emergencia en Crimea, agregó.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania y Polonia, que negociaron este mes un acuerdo de paz para poner fin a la violencia en Kiev, instaron a todas las partes a abstenerse de cualquier acción que ponga en peligro la integridad territorial de Ucrania.

Rusia anunció el miércoles ejercicios militares cerca de la frontera ucraniana, que incluían poner a 150,000 soldados en alerta, aunque el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que su par ruso, Sergei Lavrov, le aclaró que ya estaban planeados desde antes.