Algunos son extranjeros que llegaron directamente desde el aeropuerto; otros, neoyorquinos que quieren vacunarse de la manera más sencilla posible: todos pueden, desde este miércoles, ser inmunizados contra el en la estación Grand Central de Nueva York. Esto forma parte de un programa piloto destinado a convencer a los que aún dudan.

MIRA Enfrentamientos entre Israel y los palestinos dejan ya casi 60 muertos

Poco después de las 07:00 horas, los primeros dispuestos a ser vacunados se alinearon en el gran histórico salón de esta estación ubicada en el corazón de Manhattan para recibir el inmunizante monodosis de Johnson & Johnson.

El operativo fue pensado “para que podamos vacunarnos lo más rápido posible”, y está “abierto a todos, turistas, pasajeros, todos los que pasan por la estación”, subrayó Catherine Rinaldi, una de las responsables de transportes de Nueva York, antes de la apertura.

Y para atraer a más personas, se ofrece un bono de metro de una semana a todos los recién vacunados.

Alrededor de las 08:30 horas, los primeros ingresaron a las cabinas ubicadas detrás de lonas blancas.

Entre ellos, Chuck Smith, de 25 años, desempleado, que llegó especialmente desde el Bronx. Pudo haber sido vacunado antes, más cerca de su casa, pero quería “una vacuna en una sola dosis”, “conveniencia”, y la “historia” de esta estación construida a principios del siglo XX y salvada de la demolición por Jackie Kennedy-Onassis en los años 1970.

John Bovill también estaba en la fila. Empleado de seguros, no tenía prisa por vacunarse porque estuvo infectado con el virus en marzo de 2020, en el punto álgido de la pandemia en Nueva York, e incluso recientemente había dado positivo en anticuerpos.

Pero Bovill quiere poder viajar este verano, explica. “Las aerolíneas van a requerir una vacuna, mi trabajo probablemente también la requiera”, dijo. Ante ese panorama, la estación, de fácil acceso desde su oficina, era una buena oportunidad.

“Directo del aeropuerto”

También esperaba su turno una pareja con maletas: Giovanni Torres, de 43 años, y su esposa Ángela, llegados directamente desde el aeropuerto JFK, donde habían aterrizado a las 05H00 de la mañana desde Bogotá.

En Colombia, solo los mayores de 60 años son elegibles para la vacunación por los momentos, dijo. Por eso, hace un mes planearon un viaje de cinco días a Nueva York, donde tienen familia, para vacunarse.

Cuando escucharon el lunes que la primera ciudad estadounidense estaría vacunando en el metro, decidieron hacerlo al pasar.

No estábamos seguros de que fuera cierto. Vinimos directamente del aeropuerto... ¡y era cierto!”, dijo Torres.

¿Cuántas personas serán tentadas por esta campaña lanzada el miércoles en seis estaciones del metro de Nueva York y dos estaciones suburbanas? Es difícil de saber, en una metrópoli donde 3,8 millones de los 8,5 millones de habitantes ya recibieron al menos una dosis, y donde las autoridades sanitarias se enfrentan ahora a los indiferentes.

Pat Foye, presidente de la autoridad de transporte de Nueva York, dijo el miércoles que el programa sin duda se “adaptará” después de los primeros días, dependiendo de la demanda.

La Grand Central está equipada para vacunar de “250 a 300 personas” por día, pero aumentará su capacidad si la demanda lo justifica, dijo.

Fuente: AFP

VIDEO RECOMENDADO

EE.UU., la "tierra prometida" de las vacunas para los peruanos
Ligeros de equipaje, Sebastián Morón y su padre, Mauricio, se apresuran en pasar los controles del aeropuerto de Lima para volar a Estados Unidos, la tierra prometida de las vacunas contra la covid-19 para miles de peruanos que no quieren esperar a que les toque su turno en Perú. (Fuente: EFE)

TE PUEDE INTERESAR