Diversos tamaños de gaseosas y el azúcar que tienen estas. (AP)
Diversos tamaños de gaseosas y el azúcar que tienen estas. (AP)

Un juez invalidó hoy el plan de la ciudad de de prohibir gaseosas de gran tamaño en restaurantes y otros lugares de comidas, un día antes de que la nueva ley entre en efecto.

El juez de la Corte Suprema del estado de Nueva York en Manhattan Milton Tingling consideró que la nueva regulación era "arbitraria y caprichosa" y la declaró inválida después de que y otros grupos de la industria demandaran a la ciudad en oposición a la medida.

El alcalde de Nueva York, , había promovido la prohibición como una forma de reducir la obesidad, pero los fabricantes de bebidas azucaradas calificaron la ley como una extralimitación ilegal que violaría la libertad personal de los consumidores.

Este veto a los refrescos gigantes no ha estado exento de polémica y ya son muchos los que llaman al burgomaestre "niñera Bloomberg" por sus pioneras y controvertidas medidas para mejorar la salud de los neoyorquinos.

La mencionada norma planteaba que los supermercados y grandes cadenas serían los únicos lugares para conseguir ese tipo de productos, pues quedaban exentos de la regulación al regirse por la normativa estatal.