(Reuters)
(Reuters)

El presidente de Ecuador, , rechazó eventuales represalias comerciales de Estados Unidos contra su país, como advirtieron empresarios locales, por conceder asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, .

"Debería ser inaceptable tener retaliaciones comerciales por dar asilo a un ciudadano", dijo el gobernante durante una reunión con 150 industriales ecuatorianos, en la que subrayó que "no va a aceptar imposiciones de nadie".

Previamente, Pablo Dávila, titular de la Cámara de Industrias de la provincia de Pichincha de la que Quito es capital, señaló que el asilo otorgado al australiano podría llevar a que Estados Unidos no renueve el acuerdo de preferencias arancelarias (ATPDEA).

"Es indudable que el asilo al señor Assange va a tener un impacto en materia comercial, (pero) tenga la certeza que nosotros no vamos a juzgar el tema político", aseguró el empresario.

Correa enfatizó que la soberanía de Ecuador "no está en venta" y sostuvo que aceptar "presiones" de esta clase sería "terrible, un síntoma de neocolonialismo" que el empresariado debería rechazar.

"Con ese criterio, cuántas retaliaciones debemos tomar contra Estados Unidos por la cantidad de fugitivos de la justicia que están allá, la misma Suecia, cuántos asilados tiene?", cuestionó el gobernante.

En la cita entre Correa y los empresarios se analizó la política de comercio exterior, frente a lo cual el sector privado planteó armar una estrategia ante un eventual fin del ATPDEA vigente hasta el 30 de junio de 2013 y avanzar hacia la negociación de un acuerdo comercial con la Unión Europea.

El pasado 16 de agosto, el gobierno ecuatoriano concedió asilo al creador de WikiLeaks, quien se encuentra en la embajada de Quito en Londres desde el 19 de junio.