En esta ilustración tomada el 9 de febrero de 2021, se ven viales etiquetados como "Vacuna contra el coronavirus COVID-19" delante del logotipo de Johnson & Johnson.  (REUTERS/Dado Ruvic).
En esta ilustración tomada el 9 de febrero de 2021, se ven viales etiquetados como "Vacuna contra el coronavirus COVID-19" delante del logotipo de Johnson & Johnson. (REUTERS/Dado Ruvic).

Estados Unidos otorgó el sábado la autorización a la vacuna de Johnson & Johnson contra el covid-19 para el uso de emergencia en personas mayores de 18 años, anunció la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Esta vacuna de dosis única es la tercera -junto a las de Pfizer/BioNTech y Moderna- que se utilizará para combatir el virus con una campaña de inmunización masiva en Estados Unidos, el país más golpeado del mundo por la pandemia, con más de 500.000 muertos.

La nueva vacuna es muy eficaz para prevenir casos graves de covid-19, incluso contra nuevas variantes, dijo la FDA antes de darle luz verde.

“La autorización de esta vacuna amplía la disponibilidad de vacunas, el mejor método de prevención médica para el covid-19, para ayudarnos en la lucha contra esta pandemia, que se ha cobrado más de medio millón de vidas en Estados Unidos”, dijo la directora en funciones del regulador estadounidense, Janet Woodcock.

En grandes ensayos clínicos, la eficacia de la vacuna J&J contra enfermedades graves fue del 85,9% en Estados Unidos, 81,7% en Sudáfrica y 87,6% en Brasil.

Comité de expertos recomendó aprobación

Un grupo de expertos independientes de Estados Unidos recomendó el viernes aprobar la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson.

Los 22 miembros de este panel, en su mayoría destacados científicos, así como representantes de los consumidores y de la industria, estimaron que los beneficios de esta vacuna son superiores a sus riesgos.

Los expertos se pronunciaron al término de discusiones virtuales retransmitidas en directo por Internet tras haber estudiado en detalle los datos de las pruebas clínicas realizadas en 40.000 personas

Varios justificaron su decisión por la “carrera” contra el tiempo provocada por la pandemia, la carencia de dosis de vacunas ya autorizadas y la aparición de nuevas variantes del virus.

Recurso invaluable

La FDA publicó su propio análisis antes de la reunión, que mostraba que la vacuna era muy eficaz para prevenir casos graves de covid-19, incluyendo a las nuevas variantes.

En su ensayo global, la eficacia contra los casos graves de la enfermedad fue del 85,4%, pero descendió al 66,1% al incluir las formas moderadas de la enfermedad.

Esto significa que el nivel de protección que otorga esta vacuna es menor que los regímenes de dos inyecciones de Pfizer y Moderna, que tienen una eficacia de alrededor del 95% contra todas las formas de COVID-19 de la cepa clásica.

No obstante, los expertos afirman que la inyección de J&J será otra herramienta invaluable para poner fin al brote en Estados Unidos, donde han muerto más de 500.000 personas.

La vacuna de J&J sólo requiere una dosis, mientras que las de Pfizer y Moderna necesitan dos, y puede almacenarse a temperaturas normales de nevera en lugar de en congeladores, lo que facilita la tarea logística.

La empresa anunció que pretende suministrar un total de 20 millones de dosis para finales de marzo, y 100 millones para junio, aunque Estados Unidos está presionando para que se acelere ese plazo.

Fuente: AFP