(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

Indignante. Según un reporte de la policía del Condado Volusia, en el centro de , una gerente de protección de mercancías de uno de los locales Walmart de Holly Hill estaba procesando una orden por internet cuando vio algo que no solo resultó ser asqueroso y antihigiénico, sino también, contrario para la salud de las personas y en contra de las normas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en plena por el .

En el reporte policial se señala que la gerente vio a una mujer, que después fue identificada como Lisette Santis, abrir un paquete de guayaba, darle una mordida, y luego escupir en una mano un pedazo masticado. Después, Santis volvió a darle otra mordida a la guayaba y lo escupió en la otra mano. En el proceso, pedacitos de la fruta se desperdigaron sobre otros vegetales, de acuerdo con el informe del arresto.

MIRA: “Pensé que ya no iba a volver a ver a mi familia", relata mujer que dio positivo por COVID-19 en Florida

La empleada dijo que vio a la mujer caminar hacia el lugar donde estaban las naranjas y escupirlas. Cuando la gerente se le acercó a Santis y le preguntó por qué estaba haciendo eso, la mujer le respondió: “no lo sé”, según la orden de arresto.

Cuando llegó la policía, los agentes le preguntaron a una Santis “sonriente” si sabía lo que estaba ocurriendo con el coronavirus en el mundo, y dijo que sí lo sabía. La residente de 40 años de Boynton Beach, declaró que “se encontraba enferma” de la altamente contagiosa enfermedad.

Santis terminó arrestada y acusada de manipular de forma imprudente un producto y fue llevada a una cárcel de Volusia con una fianza de US$15 mil.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

El divertido Tik Tok de José María Giménez con su novia