Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió este viernes de que incluso cuando comiencen las primeras vacunaciones contra el COVID-19, tal vez a principios de 2021, el tendrá aún un amplio margen para transmitirse.

MIRA Miedo al COVID-19 y ofertas en línea reducen multitudes en tiendas por el “Black Friday” en EE.UU. [FOTOS]

En un principio la vacuna será prioritariamente para trabajadores sanitarios, personas mayores y grupos de riesgo, lo que dará al virus aún mucho espacio para moverse, por lo que seguir haciendo tests debe seguir siendo una herramienta vital para controlar la pandemia”, señaló Tedros en rueda de prensa.

El etíope quiso así subrayar que frente a las esperanzas que dan los buenos resultados de cada vez más ensayos clínicos de vacunas contra el COVID-19, una de las armas más importantes para combinar la pandemia seguirán siendo los análisis de diagnóstico, incluidas las pruebas rápidas.

Si no sabemos dónde está el virus, no podemos pararlo; no podemos aislar a los que lo tienen, tratarlos, o rastrear sus contactos”, recordó el director general de la OMS.

Esta fotografía tomada el 17 de noviembre de 2020 muestra un frasco que dice "Vaccine Covid-19". (JOEL SAGET / AFP).
Esta fotografía tomada el 17 de noviembre de 2020 muestra un frasco que dice "Vaccine Covid-19". (JOEL SAGET / AFP).

Tedros insistió en la importancia estratégica de los análisis; subrayó que todos los países del planeta tienen ya capacidad para hacerlos, y afirmó que “todo el que necesite hacerse una prueba debe poder hacerlo”.

El director general aseguró que todos los países que han logrado un control efectivo del coronavirus han tenido en común el énfasis que han puesto en las pruebas.

Continuamos necesitando más tests, mejores, más fáciles de usar, baratos, seguros y rápidos”, enfatizó.

Fuente: EFE

VIDEO RECOMENDADO

Madrid da la bienvenida a la Navidad en una fiesta marcada por la pandemia

TE PUEDE INTERESAR