La ONU advierte del estrés y los problemas psicológicos provocados por el coronavirus
La ONU advierte del estrés y los problemas psicológicos provocados por el coronavirus

La pandemia de podría desatar una crisis sanitaria provocando problemas psicológicos como el duelo, el miedo a la enfermedad o al desempleo, advirtió este jueves en un informe.

MIRA: China no invitará expertos internacionales para investigar el origen del COVID-19

El esfuerzo a escala mundial para luchar contra el nuevo coronavirus esconde la propagación de problemas de salud mental "después de décadas de negligencia y de falta de inversión", dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

"La pandemia de COVID-19 afecta ahora a las familias y a las comunidades infligiéndoles más estrés", afirmó en un mensaje en vídeo para presentar el informe.

“Incluso cuando la pandemia esté controlada, el duelo, la ansiedad y la depresión continuarán afectando a las personas y a las comunidades”, añadió, según informa AFP.

Mira también:

El informe destaca el estrés relacionado con el miedo a ser contaminado o que la enfermedad, que dejó casi 300.000 muertos en el mundo desde su aparición en China a finales de 2019, contamine a los familiares.

También señala el impacto psicológico sobre las personas que perdieron o pueden perder sus fuentes de ingresos y las que fueron separadas de su familiares o sufrieron un largo confinamiento.

"Sabemos que la situación presente, el miedo y la incertidumbre, las turbulencias económicas, engendran o pueden engendrar sufrimiento psicológico", recordó Devora Kestel, directora de Salud Mental y Abusos de Sustancias Psicoactivas de la OMS en una rueda de prensa virtual.

​Ansiedad, estrés y depresión atacan a médicos que luchan contra el virus
​Ansiedad, estrés y depresión atacan a médicos que luchan contra el virus

EL PERSONAL MÉDICO BAJO ESTRÉS

El personal que trabaja en primera línea contra la pandemia, empezando por el personal sanitario, trabajó en condiciones "de inmenso estrés" y es especialmente vulnerable, indicó Kestel, citando el aumento de las tasas de suicidio del personal médico revelado por los medios.

Los niños obligados a quedarse en casa, así como las mujeres, son los más expuestos a la violencia doméstica.

Por su parte las personas mayores y las que tienen enfermedades crónicas susceptibles de fragilizarles frente al nuevo coronavirus sufren una gran ansiedad por el temor a contaminarse y a sufrir una forma grave de la enfermedad.

MIRA: La ONU advierte del peligro en las cárceles por la rápida propagación del COVID-19

Además, las personas que ya son frágiles psicológicamente y que no pueden acceder a su tratamiento habitual, podrían ver deteriorarse su salud.

El informe cita entre otros un estudio en la región de Amhara, en Etiopía, que demuestra que el 33% de la población sufre "tres veces más" síntomas de depresión que antes de la pandemia.

Otros estudios indican que la prevalencia del estrés mental durante la crisis alcanza el 60% en Irán y el 45% en Estados Unidos.

La ONU pide además invertir masivamente. Antes de la pandemia los países dedicaban solo una media del 2% de sus gastos de salud a los enfermedades mentales.

VIDEO RELACIONADO

La ONU advierte del peligro en las cárceles por la rápida propagación del COVID-19