El presidente de , Xi Jinping, aseguró este martes que el trabajo de prevención y control del nuevo coronavirus en el gigante asiático está teniendo resultados positivos y que el país ganará la batalla contra la epidemia, reportaron medios estatales.

China será más próspera una vez que haya superado el brote, dijeron los medios, citando a Xi Jinping.

Las muertes provocadas por el virus superan ya el millar, y el lunes alcanzaron un récord diario con 108 fallecidos, la primera vez que se sobrepasa el centenar de víctimas mortales en una sola jornada.

El aumento de los nuevos casos diarios (2.478 los más recientes) se ha ralentizado desde hace siete días, lo que, según el gobierno, es un signo positivo de que la epidemia está remitiendo, aunque los científicos no se ponen de acuerdo en ese extremo ni sobre cuándo se podría alcanzar la cota máxima de contagio desde la que las cifras de afectados comiencen a descender.

Países y territorios con casos confirmados de coronavirus y número total de muertes. (AFP).
Países y territorios con casos confirmados de coronavirus y número total de muertes. (AFP).

La provincia de Hubei, foco de la epidemia, continúa concentrando la gran mayoría de los nuevos casos y de los fallecimientos, con 2.097 y 103, respectivamente.

En algunas ciudades del país, las autoridades locales han reducido los transportes públicos o establecido requerimientos previos a las empresas para reanudar su actividad, e incluso detenido a algunos empresarios por hacerlo, lo que fue criticado por el Gobierno central de Beijing.

Por otro lado, fuera de China continental, el virus mató hasta ahora a dos personas, una en Filipinas y otra en Hong Kong, pero más de 400 casos de contaminación fueron confirmados en 30 países y territorios.

Hasta ahora, la mayoría de casos positivos en el extranjero eran personas que volvían de Wuhan, epicentro de la epidemia.

El lunes, el presidente Xi Jinping pidió que las medidas destinadas a limitar el contagio sean aún “más estrictas”. Por primera vez, el mandatario apareció en televisión con una máscara de protección mientras visitaba un hospital.

El martes, la televisión estatal anunció que los dos principales responsables de las cuestiones sanitarias en Hubei fueron destituidos.

Las autoridades locales fueron criticadas por haber tardado en reaccionar y haber silenciado a quienes advertían del peligro del nuevo coronavirus. Fue el caso de Li Wenliang, un médico de 34 años que murió el viernes, un deceso que provocó una ola de críticas y de llamados a favor de la libertad de expresión en China.

CON INFORMACIÓN DE EFE/REUTERS/AFP