Una persona camina en una calle vacía de Pekín, en una zona que usualmente es muy concurrida. El coronavirus ha paralizado la econompía de China. (Foto: Kevin Frayer/Getty Images)
Una persona camina en una calle vacía de Pekín, en una zona que usualmente es muy concurrida. El coronavirus ha paralizado la econompía de China. (Foto: Kevin Frayer/Getty Images)

China puso el martes a otros cientos de miles de ciudadanos bajo órdenes de confinamiento para tratar de contener un brote del coronavirus, ínfimo comparado con las cifras de récord de contagios detectadas en varios estados de Estados Unidos y países europeos.

La pandemia se acelera nuevamente en el mundo, con numerosos países en Europa y América del Norte tratando de encontrar un equilibrio entre minimizar los daños económicos por nuevas restricciones y controlar la propagación del virus.

Aun con cifras de contagios muy inferiores a los de potencias occidentales, China ordenó a cientos de miles de residentes en la ciudad de Yan’an (norte) quedarse en casa tras registrar más de 200 nuevos casos el martes en todo el país, un récord desde marzo de 2020.

Desde la contención de la primera ola del coronavirus detectado en Wuhan, el gigante asiático ha aplicado una estrategia de erradicación del virus en su territorio consistente en el cierre de fronteras y estrictas y drásticas medidas ante cualquier brote.

Los residentes de Yan’an se suman a los trece millones de personas que desde hace seis días están confinadas en la cercana ciudad de Xi’an, donde algunos ciudadanos lamentan en redes sociales que no pueden conseguir comida por las restricciones impuestas.

“Estoy a punto de morir de hambre”, decía un usuario en la red social Weibo. “No hay comida, en mi recinto de viviendas no me dejan salir y estoy a punto de quedarme sin sopas instantáneas, ¡ayuda, por favor!”, insistía.

Caos de viajes

Los repuntes en muchos países estuvieron impulsados por la muy transmisible variante ómicron y han vuelto a castigar sectores debilitados como los viajes.

Unos 11.500 vuelos fueron suspendidos en el mundo desde el viernes y decenas de miles sufrieron retrasos en uno de los periodos habitualmente más frenéticos del año. Muchas aerolíneas lo argumentaron por la escasez de personal ante la ola de positivos por ómicron.

En México, las autoridades del estado de Jalisco (oeste) negaron el desembarque a un crucero turístico en Puerto Vallarta por decenas de casos de COVID-19 entre sus tripulantes, el segundo caso similar en cuatro días en este popular destino turístico.

El buque afectado procedía de Estados Unidos, donde la variante ómicron, los amplios sectores de personas no vacunadas y la falta de un acceso rápido y fácil a pruebas de diagnóstico está provocando un fuerte repunte de casos.

Aunque los contagios diarios se acercan al récord de 250.000 registrado en enero, el presidente Joe Biden dijo que este repunte no tendría el mismo impacto que el causado por la variante delta meses atrás.

Ómicron es una fuente de preocupación, pero no debería ser una fuente de pánico”, dijo.

En un intento de evitar escasez de mano de obra, la principal agencia sanitaria estadounidense redujo el periodo de aislamiento para casos asintomáticos de 10 a cinco días.

Nuevas medidas

La pandemia de COVID-19 ha dejado más de 5,4 millones de muertos en el mundo desde diciembre de 2019, según un conteo de este martes de la AFP a partir de fuentes oficiales, pero la OMS considera que el balance podría ser entre dos y tres veces superior.

Numerosos gobiernos tratan de acelerar la inoculación de dosis de refuerzo y alertan que la mayoría de hospitalizaciones y decesos ocurren entre personas no vacunadas.

Muchos países tuvieron que reinstaurar impopulares medidas restrictivas, a menudo dañinas para la economía.

La ciudad ecuatoriana de Guayaquil restringió el funcionamiento de bares y discotecas, prohibió las fiestas de fin de año y redujo el aforo en locales comerciales después de registrar casos de transmisión comunitaria de ómicron.

Alemania introducirá nuevas restricciones el martes, como limitar las reuniones a diez personas en personas vacunadas y a dos para no vacunadas, el cierre de clubes nocturnos y la celebración de eventos deportivos a puerta cerrada.

Ante cifras récord de contagios, Francia solicitó a sus empresas que impongan tres días semanales de teletrabajo obligatorio a sus plantillas durante al menos tres semanas.

Pero al mismo tiempo, el primer ministro Jean Castex anunció que a finales de semana reducirán los periodos de cuarentena y aislamiento para contagiados y sus contactos.

Esta nueva ola de covid también está provocando caos en el calendario deportivo. En la Premier League inglesa, 103 jugadores y técnicos dieron positivo en la última semana y 15 partidos fueron aplazados en diciembre.

Fuente: AFP

VIDEO RECOMENDADO

Ciudades que ofrecían espectáculos por fin de año tuvieron que cancelarse o reducir el aforo ante la variante Ómicron
A pocos días de terminar el 2021, las ciudades que ofrecían un gran espectáculo por las festividades de año nuevo han tenido que cancelar o reducir el aforo de asistentes debido ante el avance de la variante ómicron. (Fuente: Latina TV)

TE PUEDE INTERESAR