Ejército de Corea del Sur busca a soldado que mató a cinco compañeros y huyó. (Reuters)
Ejército de Corea del Sur busca a soldado que mató a cinco compañeros y huyó. (Reuters)

(Seúl/EFE)El Ejército de está buscando al soldado que se dio a la fuga tras matar a tiros a cinco compañeros de su unidad y herir a otros siete en un puesto militar cercano a la frontera entre las dos Coreas, informó este sábado el Ministerio de Defensa de este país.

El incidente ocurrió sobre las 20.15 horas locales (4:15 a.m. hora peruana) del sábado, cuando un sargento del Ejército surcoreano abrió fuego de forma indiscriminada en el puesto ubicado en la localidad de Goseng, en la provincia de Gangwon, próximo a la Zona Desmilitarizada (DMZ), según explicó el Ministerio de Defensa.

Fuentes militares informaron en un principio de la captura del soldado, aunque al parecer éste logró darse a la fuga y en estos momentos está siendo buscado por el Ejército, según dijo a la agencia local de noticias Yonhap un portavoz del Ministerio de Defensa, que ha establecido un gabinete de crisis para llevar el caso.

El presunto responsable de la matanza es un sargento de la 22 División de Infantería desplegada en Goseong, que ha sido identificado con el sobrenombre de Lim.

El sargento realizó una decena de disparos con un rifle K-2 cerca del puesto fronterizo, y a continuación huyó llevando consigo una granada, una pistola y 60 balas.

En la escena de los hechos también explotó una granada, aunque las autoridades aún están investigando si fue lanzada por el propio Lim.

El ataque dejó un balance de cinco soldados muertos alcanzados por disparos de bala y a otros siete heridos por el tiroteo y por la explosión.

Los fallecidos son un suboficial, un sargento, un cabo y dos soldados rasos cuyas identidades no han sido reveladas, mientras que los heridos fueron trasladados a un hospital cercano y se encuentran estables, señalaron fuentes del Ejército.

El sospechoso abrió fuego contra sus compañeros inmediatamente después de terminar su turno de seis horas de guardia que comenzaba el sábado a las 14:00 horas locales (0:00 a.m. hora peruana), según el Ministerio de Defensa, que descartó que el incidente esté relacionado con pese a que tuvo lugar cerca de la frontera.

"Lim estaba en la lista de los soldados que requieren atención especial, ya que tenía dificultades para adaptarse a la vida militar", declaró a Yonhap un alto cargo militar, que añadió que por el momento se desconocen los motivos del ataque.

El Ejército ha "reforzado la vigilancia ante la posibilidad de que cometa más crímenes" y ha desplegado una guardia especial para evitar "la posibilidad de que cruce la frontera y se dirija a Corea del Norte", señaló otra fuente militar.

El Ministerio de Defensa surcoreano pidió este sábado "disculpas sinceras" por el incidente y "por haber causado problemas a la gente", y ofreció sus condolencias y "todo el apoyo" a los familiares de los heridos y fallecidos, según dijo su portavoz Kim Min-seok, en declaraciones a los medios.

La matanza se asemeja a la que tuvo lugar en 2005 en una unidad militar de la frontera con Corea del Norte, cuando un soldado surcoreano mató a ocho de sus compañeros al lanzar una granada de mano en el barracón donde dormían y ametrallarlos después con su fusil de asalto.

El soldado Kim Dong-min, de 22 años, fue condenado a muerte tras reconocer que había actuado de esa forma en un ataque de ira por los abusos verbales de los que era objeto en la compañía en que servía.