decidió este lunes suspender la constante propaganda contra , que se emitía a través de unos altavoces, en la frontera con el país gobernado por

La acción se toma como un gesto conciliador, a vísperas de la cumbre que tendrán los dos países de la península coreana para acordar el fin del programa nuclear de y los términos de paz que nunca se concretaron, tras la guerra de 1950-1953. 

"Desde hoy hemos suspendido los anuncios por altavoces con el propósito de reducir las tensiones y crear un clima de paz (...) antes de la cumbre intercoreana", indicó en un comunicado el ministerio de Defensa de Corea del Sur. 

Las transmisiones propagandísticas emitidas por Seúl incluían una serie de noticias, música y mensajes de propaganda hacia los soldados norcoreanos para hacerlos desertar, utilizando altavoces gigantes situados a lo largo de la frontera entre ambos países.

La cumbre intercoreana se realizará este viernes en la aldea de Panmunjom, ubicada en la zona desmilitarizada de la frontera entre ambos países. Se espera la participación del mandatario norcoreano Kim Jong Un y el presidente surcoreano Moon Jae-in.