Sigue actualizado en nuestra APP

Corea del Norte libera a veterano de EEUU que acusó de espionaje

Pyongyang anunció su decisión de deportar a Merrill Newman, de 85 años, teniendo en cuenta “un punto de vista humanitario”.

Merrill Newman a su llegada al aeropuerto de San Francisco .(Reuters)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El régimen norcoreanoliberó hoy por sorpresa a un anciano turista estadounidense al que mantuvo detenido durante más de un mes bajo acusaciones de espionaje, en una decisión que puede contribuir a reducir las tensiones entre Pyongyang y Washington.

En una nota emitida por la agencia estatal KCNA, Pyongyang anunció su decisión de deportar a Merrill Newman, de 85 años, a Estados Unidos teniendo en cuenta "un punto de vista humanitario" y dados "su sincero arrepentimiento" por el crimen cometido y "su avanzada edad y estado de salud".

Poco después, el Departamento de Estado celebró la decisión en un comunicado firmado por su portavoz adjunta, Marie Harf, que agradeció los "incansables esfuerzos" para liberar a Newman de Suecia, país cuya embajada en Pyongyang aloja una representación de EEUU, que no mantiene relaciones diplomáticas con Corea del Norte.

Newman llegó esta mañana al aeropuerto de Pekín donde manifestó su alegría "por estar de camino a casa" ante los periodistas y agradeció la "tolerancia" del régimen norcoreano.

"Estoy bien, estoy bien. Quiero ir a casa y ver a mi mujer", señaló el norteamericano que presentaba un aspecto saludable.

Por su parte, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, de visita en Corea del Sur, también recibió como agrado la decisión de Pyongyang.

"Es un gesto positivo el que han llevado a cabo", explicó Biden en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap durante su visita a la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas.

"Es un formidable retorno a casa, estoy cansado pero ahora puedo estar con mi familia", declaró Newman rodeado por su esposa y su hijo poco después de haber aterrizado al mediodía en San Francisco, proveniente de Pekín.

Ir a portada