(Reuters)
(Reuters)

Corea del Norte confirmó hoy mediante informaciones de los medios estatales que ya no se siente obligado por el armisticio firmado hace 60 años con Corea del Sur y que dio fin a la guerra entre ambos países.

"Ha llegado el momento de la batalla decisiva", señala un artículo del diario oficial "Rodong Sinmun". El cese del fuego queda invalidado "desde hoy".

Pyongyang ya había amenazado con la medida la semana pasada, al alegar que se siente provocado por las maniobras militares a gran escala que realizan su vecino del Sur y Estados Unidos.

El armisticio de 1953 puso fin a la Guerra de Corea. El viceministro de Reunificación surcoreano, Kim Chung Sig, dijo en el Parlamento de Seúl que el tratado no puede ser anulado de manera unilateral, según la agencia Yonhap.

Además, tal como había adelantado, Corea del Norte cortó hoy una importante conexión telefónica que tenía con su vecino del Sur en la frontera, según reveló una portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl.

Pyongyang ya no levanta el teléfono en la localidad fronteriza de Panmunjom en la línea de la Cruz Roja, explicó. A través de esta vía se realizaban normalmente dos llamados diarios entre ambas partes.

A pesar de las recientes amenazas militares de Corea del Norte, las fuerzas de seguridad surcoreanas iniciaron tal como estaba previsto junto a unidades estadounidenses su ejercicio anual de instrucción ("Key Resolve").

Corea del Sur lleva a cabo los ejercicios desde principios de marzo. Corea del Norte acusa a Estados Unidos de querer una guerra nuclear.