Kenneth Bae (derecha) cuando era estudiante en la Universidad de Oregon. (AP)
Kenneth Bae (derecha) cuando era estudiante en la Universidad de Oregon. (AP)

La Corte Suprema de la condenó a 15 años de trabajos forzados a Kenneth Bae, un guía turístico estadounidense que entró al país y, según las autoridades, "cometió actos hostiles" el pasado noviembre con el objetivo de "derrocar" el régimen comunista.

Expertos interpretan esta sentencia como una maniobra política de Pyongyang para ganar ventaja en futuras negociaciones con . Desde 2009, han ocurrido cinco casos similares en los que los norteamericanos eran finalmente liberados tras la mediación directa con Washington.

El secretario de Estado de EEUU, , prometió no dialogar con Corea del Norte hasta que cumpla con las leyes internacionales. Pyongyang que no acepta condiciones previas estaría así forzando a Washington a sentarse en la mesa de negociaciones con el pretexto de la liberación de Bae.

Hasta el momento, no quedan claro las verdaderas circunstancias del caso de Kenneth Bae, identificado también como Pae Jun-ho. Según varios medios, el "crimen" fue tomar fotos de niños pidiendo limosna y de lugares no autorizados.

Tras conocer la condena al ciudadano de 44 años, el Departamento de Estado de Washington manifestó que "el bienestar de los ciudadanos de EEUU es una prioridad fundamental", lo que de momento confirma la voluntad de Obama de resolver la cuestión.