Por tercer día consecutivo, el líder norcoreano Kim Jong-un se muestra con las tropas. (Reuters)
Por tercer día consecutivo, el líder norcoreano Kim Jong-un se muestra con las tropas. (Reuters)

Corea del Norte volvió a emplear hoy un tono duro con Washington y Seúl, poco antes de que comiencen en la región las maniobras conjuntas que realizan dos veces al año el Ejército de Estados Unidos con el de Corea del Sur.

En un mensaje dirigido al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas surcoreanas, James Thurman, el representante militar norcoreano Pak Rim-su dijo en la localidad fronteriza de Panmunyom, que aquellos que provoquen una guerra están "destinados a una miserable destrucción". El mensaje se retransmitió por teléfono, indicaron medios estatales.

La situación en la península coreana es tan grave que "en cualquier momento puede estallar una guerra", citan los medios a Pak. Estados Unidos y sus aliados quiere "aislar y presionar" a Corea del Norte, agregó.

Con su tercera prueba nuclear el 12 de febrero, Corea del Norte desató críticas e indignación en todo el mundo.

Estados Unidos y Corea del Norte anunciaron que sus meses de maniobras conjuntas "Foal Eagle" arrancarán el 1 de marzo.

Entre el 11 y el 21 de marzo se llevará además una instrucción de mando denominada "Key Resolve". Corea del Norte acusó a ambos países de prepararse para un ataque con las maniobras, extremo que niegan tanto Washington como Seúl.