Con una belleza única e imponente, la es la más alta de la Tierra y contiene a los picos más altos, que superan los 8 mil metros. Aquí se incluye el (8848 metros) y el K2, así como otras montañas menores como el Manaslu, Shishapangma, Cho Oyu, Gasherbrum I y II, entre otros, y varios glaciares.  Además, pese a su altura, se trata de uno de los sistemas montañosos geológicamente más jóvenes del mundo con solo 70 millones de años.

Para muchas personas, escalar el Himalaya constituye una meta de vida. El Everest, su pico más alto, es un desafío permanente para los entusiastas del alpinismo y para los montañistas profesionales, pues es un viaje difícil que compromete la salud. Las estadísticas arrojan que el 9 o 10% de las personas que registraron intentar escalar el pico, ha muerto antes de llegar a la cima.

Su ubicación abarca el centro-sur de Asia y se extiende a lo largo de miles de kilómetros del Tíbet y parte de Asia central, atravesando cinco países: Nepal, India, Bután, China y Pakistán. Esta cordillera es el tercer depósito de hielo y nieve del planeta, solo superada por el Ártico y la Antártida.

'Morada de nieve'
Su nombre procede del sánscrito Himā-laya, que significa “morada de nieve”; es una palabra compuesta por himá, que significa “nieve”, “invierno” o “helado”; y ā-laya, “morada”. A lo largo del tiempo se han asentado muchos pueblos o grupos de personas en lo alto o los alrededores de la cordillera, y se ha desarrollado una cultura única, con características muy identificables. Los sherpas, pobladores de las montañas de Nepal, son famosos guías de alpinistas por su conocimiento del ambiente y su adaptación a la vida en las alturas.

Características
Los Himalayas, como también se le conoce a esta cordillera, tienen una longitud de alrededor de 2 mil 400 kilómetros, y se extienden desde el río Indo a través de los países del centro-oriente de Asia y hasta el Brahmaputra. Su anchura es de entre 161y 241 kilómetros.

Al noroeste limita con las cordilleras del Karakórum y el macizo Hindú Kush, al norte con la meseta del Tíbet y al sur la llanura Indogangética.  Estácompuesta de tres cadenas paralelas: los Grandes Himalayas (Greater Himalayas), la más alta y septentrional; los Himalayas Menores (Lesser Himalayas) y los Himalayas Exteriores (Outer Himalayas).

Esta cordillera alberga 14 picos de más de 8,000 metros de elevación sobre el nivel del mar, y se calcula que más de 100 de sus montañas superan los 7,200 metros.

El monte Everest es el más famoso, pero entre sus picos se encuentran el Kanchenjunga, el Nanga Parbat, el Annapurna, el K2, el Kailash y el Manaslu. Toda la cordillera contiene alrededor de 15 mil glaciares. 

En los Grandes Himalayas, las montañas tienen una elevación media de 20  mil pies sobre el nivel del mar, es decir, poco más de 6 mil metros; ahí se encuentran el Everest, el K2 y el Kanchenjunga.

En los Himalayas Menores, al sur de los Grandes Himalayas, las montañas tienen alturas que van desde los 3,657 hasta los 4,572 metros sobre el nivel del mar, mientras en los Himalayas Exteriores la altura promedio es de 914 a 1,219 metros de elevación.

Por los Himalayas discurren algunos de los principales ríos del centro y oeste de Asia. Destacan el Indo, el Ganges, el Yarlung Tsangpo, el Amarillo, el Mekong, el Nujiang y el Brahmaputra.

Los tres sistemas fluviales de Asia, el Indo, el Ganges-Brahmaputra y el Yangtsé, tienen su fuente en la cordillera. Estos ríos contribuyen a regular el clima del planeta (sobre todo del centro del continente y del subcontinente indio) y suelen acarrear enormes flujos de sedimentos.

¿Cuánto cuesta escalar el Everest?

Para algunos visitantes se trata de una excursión a la montaña y acuden a cumplir el sueño de escalar el Everest, sin importar lo que cueste. Año a año, miles de personas acuden la cordillera del Himalaya. El viaje al Everest cuesta de media unos 50.000 euros.

Según los datos de National Geographic, más de 60 mil personas hacen cima cada año en el Himalaya, una cifra que aumenta. 

Existen dos formas para afrontar el ascenso al Himalaya: apuntarse en una agencia en Nepal que promueva expediciones comerciales o de forma independiente.

En el primer caso se encargan de organizar el viaje con los sherpas, los transportes del equipaje o los trámites necesarios, todo menos el equipaje personal. En el segundo caso, todo corre a cargo del montañista, salvo los trámites para subir y bajar la montaña, que hay que organizarlos con alguna empresa.

Estos son los gastos más comunes, a los que habría que sumar otros: El viaje en avión a Katmandú, la capital de Nepal puede llegar a costar hasta 4.500 euros, dependiendo de factores habituales como la fecha del vuelo, el tipo de asiento o el equipaje extra.

El equipo personal necesario ronda los 10.000 euros entre la indumentaria, las herramientas, las máscaras de óxigeno, las tiendas de campaña y la comida durante la expedición. Es obligatorio que los montañeros se vacunen antes de recibir la visa de entrada al aterrizar en el país, lo que cuesta casi 200 euros.

Una vez en Katmandú, la expedición tiene que volar hasta Lukla, la zona donde viven los sherpas. Otros 200 euros de media. De ahí hasta comenzar llegar al campamento base del Everest pueden pasar hasta 10 días de largas caminatas para aclimatar el cuerpo. Los sherpas cobran unos 100 euros por la carga del transporte.

Durante la primera semana de ascensión, los montañeros hacen alguna jornada de descanso en los pueblos que se encuentran en las zonas con menos altitud hasta llegar al campo base del Everest, a 5.300 metros de altura. Es el momento de pagar 90 euros por entrar al Parque Nacional de Sagarmatha al que pertenece el Everest.

Ya en el campamento base, los sherpas y los montañeros organizan todo lo necesario: tiendas de campaña, comida y el sátelite que permite la conexión a Internet y el uso del teléfono. Lo utilizan para estar en contacto con las familias u ofrecer información sobre el viaje y su coste medio es de 5.000 euros.

El canon de basuras que hay que pagar antes de iniciar el ascenso cuesta a unos 10.000 euros. Los sherpas cobran por colocar las cuerdas fijas para facilitar el trabajo de los montañeros. El canon es de unos 2.500 euros.

Para subir el Everest en es necesario el oxígeno embotellado. El mínimo recomendado es de cinco botellas que, unido a la máscara y regulador, suman otros 3.000 euros.

Por último, los montañeros están 'obligados' a dar una gran propina a los sherpas qe les han acompañado durante la expedición, logren o no hacer cima. Suelen abonar entre 500 y 1.000 euros.

Con información de Geoenciclopeida y el medio español La Información.

TAGS RELACIONADOS