Disfrutan desde hace 17 años de las mismas ventajas que el resto de la población. Sin embargo, el tabú en torno a su labor no ha mejorado sus condiciones de vida como se esperaba. (Getty)
Disfrutan desde hace 17 años de las mismas ventajas que el resto de la población. Sin embargo, el tabú en torno a su labor no ha mejorado sus condiciones de vida como se esperaba. (Getty)

Hace 17 años que en Los Países Bajos se legalizó por completo la prostitución. Ámsterdam, por ejemplo, con su famoso barrio rojo, ya es un lugar turístico en estos servicios.

Las trabajadoras sexuales pagan impuestos y están registradas en la Cámara de Comercio pero, a pesar de ello, un informe del Ministerio de Justicia de la nación europea -recogido por el diario El País- mostraba que las trabajadoras sexuales seguían sufriendo de discriminación por sus actividades laborales por parte de bancos, aseguradoras, municipios, etc. 

Gracias a la iniciativa de la asociación 'Mi Luz Roja' y de la mano con el municipio de la localidad, hace tres meses el primer burdel autogestionado por prostitutas abrió sus puertas en el barrio rojo. Las mujeres del local conocido como 'El Burdel Municipal' imponen sus condiciones y son dueñas de sus horarios.

"Llevará tiempo, pero deseamos que el proyecto, inédito en el mundo, sirva para emancipar y empoderar a las mujeres, como también a transexuales y hombres, que ejercen (el oficio) voluntariamente", explica al diario español la portavoz del burdel, Justine le Clercq. 

Funciona de esta forma: La meretriz, en lugar de alquilar un cuarto a un tercero que le impone sus precios y condiciones, podrán alquilar una pieza en el local que ellas mismas podrán acondicionar a su gusto y en la que, además, contarán con la seguridad del municipio que les asegurará una zona común para que se relacionen y en la que estará prohibida la entrada a cualquier otra persona. 

Por ahora, el proyecto cuenta con respaldo. El banco holandés Rabobank se ha involucrado en la iniciativa y le ha otorgado a 'Mi Luz Roja' un préstamo de arranque. Además, el centro médico HVO-Querido les está proporcionando orientación. Se planea que, con el tiempo, las mujeres reciban formación sobre distintas materias como contabilidad.