Ismael Omar Guelleh, presidente de Yibuti. (Foto: EFE)
Ismael Omar Guelleh, presidente de Yibuti. (Foto: EFE)

El presidente saliente de , Ismail Omar Guelleh, fue reelegido para un quinto mandato de cinco años con el 98,58% de los votos, según resultados provisionales anunciados este sábado por el ministro del Interior, Moumin Ahmed Cheick.

MIRA: Venezuela dice que pagó más del 50 % del plan COVAX para acceder a vacunas

“El presidente Ismael Omar Guelleh obtiene 167.535 votos, es decir, el 98,58%”, declaró en la televisión pública RTD, aunque advirtió que se trata de resultados provisionales de los comicios celebrados el 9 de abril.

Los resultados definitivos serán anunciados próximamente por el Consejo Constitucional.

Unos 215.000 electores inscritos (de una población de 990.000 habitantes) estaban convocados el viernes a las urnas en esta elección presidencial que dejaba poco lugar a las sorpresas.

Guelleh, de 73 años, preside desde hace 22 los destinos de este país desértico situado frente a una de las vías marítimas más transitadas del planeta y rodeado por un puñado de países que están entre los más inseguros del mundo.

MIRA: Elecciones 2021: Jorge Muñoz pide votar de manera responsable y cuidando la salud

Yibuti, feudo militar de grandes potencias

Yibuti es un país situado estratégicamente en una de las rutas comerciales más transitadas del mundo, en el acceso al mar Rojo desde el océano Índico, y en el cruce de caminos entre África y la península arábiga, a poca distancia de Yemen.

Bajo la batuta de Guelleh, el segundo presidente de este país tras suceder a su tío Hassan Gouled Aptidon (que gobernó desde 1977, cuando Yibuti se independizó de Francia, hasta 1999), esta nación ha aprovechado esta ventaja geográfica para hacer grandes inversiones en puertos e infraestructura logística.

Además, la estabilidad de Yibuti, en una región a menudo sacudida por conflictos, ha atraído a potencias como Francia, Estados Unidos y China, que han establecido allí bases militares que suponen una importante fuente de ingresos para la economía yibutí.

Con el fin de convertirse en un nodo comercial y logístico, Yibuti lanzó en 2018 la primera fase de una de las mayores áreas de libre comercio de África, con financiación de China, financiador también de un ferrocarril que une el país con la vecina Etiopía.

Pese a ese avance económico, alrededor del 20 por ciento de la población (formada, en su mayoría, por dos grupos étnicos: somalís y afar) vive en la pobreza, según datos del banco Mundial (BM).

Asimismo, el despegue de la economía ha ido acompañado de una represión de la disidencia y un recorte de la libertad de prensa, según denuncian organizaciones defensoras de los derechos humanos.

En 2020, Guelleh afrontó una ola inusual de protestas de la oposición, que fueron reprimidas con dureza, tras el arresto de un piloto de la Fuerza Aérea que había denunciado la discriminación y la corrupción basadas en clanes.

En diciembre de 2015, pocos meses antes de las elecciones presidenciales de 2016, al menos 27 personas murieron en la capital yibutí durante una manifestación religiosa contra la que abrieron fuego las fuerzas de seguridad.

VIDEO RECOMENDADO

Pfizer pide autorización en EEUU para usar vacuna contra covid-19 en adolescentes
Pfizer pide autorización en EEUU para usar vacuna contra covid-19 en adolescentes

TE PUEDE INTERESAR