(Reuters)
(Reuters)

El Congreso bicameral de aprobó en una sesión reservada una ley de un solo artículo sobre el de 1948 para habilitar al Gobierno de dicho país a presentar ante la Corte Internacional de una demanda contra por , informaron fuentes legislativas.

El presidente del Parlamento, Álvaro García, del oficialista Movimiento al Socialismo, emitió una convocatoria pública para que senadores y diputados sesionen el sábado para "la consideración de la resolución en respaldo a la política marítima del gobierno de Bolivia".

Aunque el tenor de la resolución aún se mantiene oficialmente en reserva, el senador de oposición Marcelo Antezana informó en una improvisada rueda de prensa que "vamos a aprobar el Pacto de Bogotá (de 1948, el Tratado Americano de Soluciones Pacíficas), con la reserva del artículo sexto" de este acuerdo internacional.

La resolución será aprobada por oficialistas y opositores, en el marco de la decisión multipartidaria de definir la demanda marítima, como una política de Estado.

La reserva sobre el artículo sexto del acuerdo de 1948 le permite a Bolivia, según explicó el senador Antezana, acudir a un tribunal internacional contra Chile, pues ese apartado señala que los países no podrán iniciarse demandas sobre temas, resueltos antes de su vigencia a mediados del siglo pasado.

Chile justamente afirma que La Paz no puede demandarlo, ya que entre ambos países está vigente el Tratado de Paz y Amistad de 1904 (anterior al Pacto de 1948), que definió los límites fronterizos bilaterales tras la guerra a fines del siglo XIX, cuando los bolivianos perdieron 400 kilómetros de costa y su única salida al océano Pacífico.

La sesión del Parlamento se realizará durante la celebración en Bolivia del "Día del Mar", en el cual el país altiplánico recuerda la defensa de sus territorios marítimos ante la invasión chilena, en el inicio de la denominada Guerra del Pacífico, y es previsible que sea promulgada por el presidente este sábado.

El gobernante anunció en marzo de 2011 que demandará a Chile ante un tribunal internacional, debido a que el diálogo sostenido desde 2006, a pesar de carecer de relaciones diplomáticas, no permitió que se atienda el reclamo de La Paz que ya lleva más de 100 años.