Patek se libró de la pena de muerte porque expresó su arrepentimiento por los actos cometidos. (AP)
Patek se libró de la pena de muerte porque expresó su arrepentimiento por los actos cometidos. (AP)

Umar Patek, uno de los terroristas más buscados del mundo por su participación en los atentados terroristas de 2002 en (Indonesia), fue condenado hoy a 20 años de cárcel.

El experto en demolición de la red islamista Yemaa Islamiya provocó la muerte de 202 personas, entre las que figuran 88 turistas australianos y 28 británicos.

Patek admitió haber fabricado explosivos para dos ataques suicidas, pero negó todos los cargos acerca de conspirar con armas para perpetrar actos terroristas, planear asesinatos, entre otros.

El veredicto del tribunal de declaró a Patek, de 45 años, culpable de terrorismo. La Fiscalía no pidió la pena de muerte porque el sujeto expresó su arrepentimiento por los actos cometidos.

Tres personas por su relación con estos ataques.