Papa Francisco integra la comisión del Vaticano para la protección de menores. (EFE)
Papa Francisco integra la comisión del Vaticano para la protección de menores. (EFE)

AFPLa comisión para la protección de menores que asesora al sobre los escándalos de abusos sexuales pide crear reglas claras y universales en la Iglesia Católica que garanticen que el bien del niño es "prioritario", sin ninguna excepción*.

Asimismo, buscará que los clérigos negligentes sean responsabilizados por cada caso sin tener en cuenta su rango, ya que en muchas situaciones de abusos, los obispos intentaron proteger la reputación de la Iglesia y trasladaban a los sacerdotes de parroquia en parroquia en lugar de removerlos de sus puestos o entregarlos a la Policía.

"Hemos adoptado el principio de que el bien de un niño o de un adulto vulnerable es prioritario a la hora de tomar cualquier decisión", indicaron en un comunicado los ocho expertos de la comisión, entre ellos el cardenal de Boston, Sean O'Malley, y la exvíctima irlandesa de abusos sexuales Marie Collins, tras la primera reunión.

]

No habrá ningún tipo de tolerancia ni hacia "quienes perpetran los crímenes" ni hacia "quienes se muestran descuidados" ante ellos, aseguró el cardenal O'Malley.

En una conferencia de prensa, el cardenal estadounidense subrayó la voluntad de la comisión de elaborar "procedimientos claros" para que todos los culpables, a todos los niveles, "respondan por sus actos".

"Pero algunos dicen 'es un problema irlandés o estadounidense' cuando nos enfrentamos a un problema en todo el mundo. De ahí la importancia de la educación. Hay aún ignorancia sobre este tema, un sentimiento de negación" del problema, añadió el cardenal.

Marie Collins, que sufrió abusos en su juventud por parte de un sacerdote, destacó tras esta reunión de tres días que salía de ella con una "percepción muy positiva", en lo referente al tema de la "responsabilidad" de los autores de estos crímenes.

"Ha habido progresos. En mi diócesis (en Irlanda) se han creado protocolos muy enérgicos para evitar que se repitan abusos", dijo.

COMISIÓN AMPLIADADada la complejidad y la variedad de las situaciones, la comisión será ampliada para incluir a personas de otras zonas geográficas y de otras competencias. La comisión propondrá también unos estatutos al papa para que los valide.

O'Malley precisó que la comisión no estará encargada de "seguir los casos individuales".

"En los estatutos presentaremos propuestas específicas que hagan hincapié en la sensibilización de la opinión pública sobre las trágicas consecuencias del abuso sexual y de las devastadoras repercusiones de no escuchar o no informar cuando se sospecha un abuso", indica el comunicado final.

En una entrevista al diario católico italiano Avvenire, monseñor Silvano Tomasi, embajador de la Santa Sede ante la Naciones Unidas, estimó que eran "más de 700 los obispos culpables de abusos sexuales sobre menores que han sido reducidos al estado laico desde 2004 directamente por la Santa Sede".

El Vaticano contra la tortura, durante una audición que tendrá lugar el martes y el miércoles, cuatro meses después de haber sido acusados por el Comité para los derechos del niño.

El portavoz de la Sante Sede, el padre Federico Lombardi, dijo el viernes esperarse a la "presión" de unas ONG "fuertemente caracterizadas y orientadas ideológicamente para incluir también en la discusión sobre la tortura la cuestión de los abusos sexuales a menores".

En enero, unos expertos acusaron al Vaticano de seguir protegiendo a los obispos que han cometido abusos sexuales. El Vaticano denunció una visión sesgada de algunas ONG.

Integran la comisión el teólogo argentino Miguel Yáñez, la pedopsiquiatra francesa Catherine Bonnet, la psiquiatra británica Sheila Hollins, la antigua jefa del gobierno polaco Hanna Suchocka, el abogado italiano Claudio Papale y el padre Hans Zollner, jesuita alemán psicoterapeuta, organizador en 2012 de un simposio inédito sobre el tema que reunió a prelados del mundo entero.