Las altísimas temperaturas que castigan a en los últimos días son combatidas por cada vez más porteños con una extraña bebida de moda entre los fanáticos de la ecología y la naturaleza: el jugo de pasto de trigo orgánico.

El líquido de color verdoso se comercializa en más de 50 bares de la capital argentina, informa hoy el .

El pasto se entrega en bolsitas herméticas que pueden guardarse en la heladera o en bandejas, para lo que se requiere una exprimidora especial que extrae el jugo de la clorofila del pasto de trigo, según explicó Mariano González, una de las autoridades de , un vivero porteño dedicado a la producción de la peculiar bebida. La tercera opción es una barrita congelada que se disuelve en el agua.

Buenos Aires sufrió este viernes su tercer día más caluroso de los últimos 50 años, con 37,9 grados, y los bares de la ciudad se llenan de clientes en búsqueda de un alivio. A las opciones habituales en las cartas de los restaurantes se le ha sumado esta alternativa que, dicen sus productores, transporta la energía del sol y es una buena opción para los amantes de la vida sana.

Sin embargo, el presidente de la , Edgaro Ridner, negó que el jugo de pasto fuera una fuente de minerales y vitaminas. "Es un ejemplo del folclore nutricial. Su valor es cero", dijo el especialista.

La versión online del asegura que un vaso de jugo exprimido cuesta 12 pesos argentinos (3 dólares) y que las barritas de diez unidades para descongelar valen 70 pesos.