El presidente de Colombia Juan Manuel Santos y el cabecilla de las FARC Rodrigo Londoño dieron por cerrado el conflicto  (Efe).
El presidente de Colombia Juan Manuel Santos y el cabecilla de las FARC Rodrigo Londoño dieron por cerrado el conflicto (Efe).

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dio por cerrado el conflicto armado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en un acto en el que esa guerrilla completó de manera simbólica su proceso de dejación de armas.

"Hoy 27 de junio para mí y creo que para la inmensa mayoría de los colombianos es un día muy especial, un día que jamás olvidaremos, ¡el día en que las armas se cambiaron por las palabras!", manifestó Santos en el acto celebrado en la zona veredal transitoria de normalización de Buenavista, en el municipio de Mesetas.

El mandatario afirmó que lo ocurrido con las FARC es "la mejor noticia para Colombia en los últimos 50 años".

"No somos más un pueblo enfrentado entre sí, no somos más una historia de dolor y de muerte en el planeta, somos un solo pueblo y una sola nación avanzando hacia el futuro dentro del cauce bendito de la democracia", declaró el presidente.

El jefe de Estado añadió que el país está hoy emocionado al constatar "el fin de esta guerra absurda que no solo duró más de cinco décadas", sino que dejó más de ocho millones de víctimas, entre ellas "más 220,000 compatriotas muertos".

Juan Manuel Santos tomó la palabra al máximo cabecilla de las FARC, Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', cuando en su discurso este dio el adiós a las armas, al tiempo que pidió "cesar toda persecución política en Colombia".

"En adelante, como usted lo ha dicho, esa su palabra será su única arma", manifestó Londoño.

Santos añadió: "Quedan aún deberes recíprocos que ustedes y el Estado tenemos que cumplir para que este acuerdo de paz que hemos alcanzado se traduzca en una paz justa, estable y duradera para nosotros y todas las generaciones por venir".

Para Juan Manuel Santos, que las FARC dejen las armas "es el símbolo del nuevo país que podemos ser y estamos comenzando a ser, un país donde las oportunidades lleguen a todos los colombianos", en especial aquellos de las zonas más apartadas, "donde el Estado no podía llegar por causa del conflicto armado".

"Estemos a la altura de la paz que hemos logrado. Estemos a la altura de los sueños de nuestros hijos, que hoy nos miran con ojos de esperanza. Estemos a la altura de la historia. No dejemos perder este momento, ni este logro que es de todos, de todos los colombianos", concluyó el presidente.

Te puede interesar

.: "Agendas de Heredia son una prueba importante pero no determinante en pesquisa"
Por — Diario Perú21 (@peru21noticias)