Bogotá. Cientos de personas protestan la noche de este viernes frente a la residencia privada del presidente en el norte de , desafiando el toque de queda decretado ante violentos disturbios y saqueos que siguieron a masivas marchas contra el gobernante en , constató la AFP.

Los manifestantes cantaban el himno nacional a la par de que golpeaban ollas, en un cacerolazo, hasta la víspera inusual en el país, pese a la prohibición de circular desde las 21:00 locales (02:00 GMT del sábado) en las calles de la capital.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, decretó el toque de queda en la ciudad luego de que escalaran los choques entre presuntos manifestantes y la policía principalmente en el sur de la urbe.

Tenemos información de que esta noche van a tratar de seguir cometiendo actos de vandalismo, de saqueo, de destrucción de nuestra ciudad”, dijo el mandatario, quien no relacionó directamente la violencia con las protestas del jueves.

La prohibición empezará a regir a partir de las 21:00 locales (02:00 GMT del sábado) en toda la urbe y una hora antes en los sectores populares de Kennedy, Bosa y Ciudad Bolívar, donde se concentraron los desmanes y viven unas 2,4 millones de personas. La medida irá hasta las 06:00 del sábado (11:00 GMT).

Las autoridades desplegaron “cerca de 20 mil uniformados”, entre policías y militares, en esta ciudad de siete millones de habitantes.

La violencia, que incluyó saqueos y amagos de linchamientos, paralizó el sistema de transporte público, impidiendo que cientos de ciudadanos llegaran a su trabajo u hogares.

Colombia: Cacerolazo en Bogotá acaba en batalla campal entre la Policía y manifestantes. (EFE)
Colombia: Cacerolazo en Bogotá acaba en batalla campal entre la Policía y manifestantes. (EFE)

Eso es lo que más está desesperado uno, de no poder llegar a la casa, le duelen a uno las piernas de caminar”, dijo a AFP José Cervantes, un obrero de construcción de 42 años que calculaba que le faltaban tres horas para llegar a casa.

Durante los disturbios se atacaron 76 estaciones del sistema TransMilenio, de las cuales “algunas” quedaron “totalmente destruidas”, y se “vandalizaron” 79 buses, agregó Peñalosa. Hasta el momento han capturado unas 230 personas.

Varias empresas, colegios y universidades cancelaron actividades por los disturbios. Y algunos locales comerciales cerraron y protegieron sus fachadas con maderas.

Bogotá no decretaba toque de queda desde 2013, cuando el entonces alcalde, Gustavo Petro, lo hizo en tres localidades por brotes de violencia derivados de un paro agrario.

Los municipios de Soacha y Facatativá, aledaños a la capital, imitaron este viernes la medida.

Fuente: Con información de AFP