Las autoridades colombianas buscan a un varón de entre 17 y 20 años como presunto autor material del contra el exministro del Interior , que dejó dos muertos y más de 30 heridos en una calle de Bogotá.

Un informe de cuatro páginas elaborado por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, al que tuvo acceso la agencia AP, da cuenta de que el individuo que instaló el artefacto explosivo en el carro de Londoño Hoyos es de tez morena y con un acento que no corresponde a las personas naturales de Bogotá.

Aunque el informe del CTI dice que después de instalar la carga explosiva en el automóvil el hombre corrió por la calle 74 hacia el occidente de la capital, el mostró hoy filmaciones de cámaras de seguridad en los que se ve cuando el atacante se monta como pasajero en una motocicleta que lo estaba esperando.

Los investigadores creen que eventualmente el conductor de la motocicleta pudo haber sacado del sector del atentado a su autor y lo abandonó pocas cuadras después.

El CTI tiene el testimonio de un taxista que dijo que un sujeto se le acercó para que lo movilizara. Al verlo herido, y por temor a que manchara su carro con sangre, optó por no transportarlo. El hombre, que vestía una camiseta blanca, estaba herido en uno de sus brazos.

Uno de los investigadores le dijo a AP que los autores del atentado escogieron el sitio ideal, la calle 74 en el cruce con la avenida Caracas, "porque allí casi siempre hay trancón" o embotellamiento.

Con base en declaraciones de testigos, la Fiscalía hizo públicos el miércoles tres retratos hablados que corresponderían a los hombres que participaron en el atentado.

La , en la que Londoño tiene un espacio periodístico de cuatro horas desde hace ocho años, anunció que el exministro grabó para el jueves, desde la clínica, su habitual columna de opinión.

"Este mensaje que hoy dirijo a ustedes, queridos oyentes de La Hora de la Verdad, viene de la muy especial autoridad de quien vuelve de las orillas de la muerte", dice Londoño en un aparte que hizo público Juan Carlos Pava, presidente de Radio Súper.

En tanto, unas 40 personas, entre civiles y activistas, se reunieron el miércoles en el sitio donde 24 horas antes se produjo el atentado. "Sí a la vida, sí a la paz", gritaban a una sola voz.

La clínica Country, donde se encuentra internado Londoño, dijo que el exfuncionario se encuentra fuera de peligro, aunque con heridas por esquirlas y problemas auditivos.

La investigación por el atentado está a cargo de dos fiscales de la Unidad Nacional Antiterrorismo, quienes están apoyados por unos 35 detectives del CTI y también por sabuesos de la Policía.

El ministro de Defensa, , expresó el miércoles que "a esta hora no se pueden descartar hipótesis" alguna sobre los supuestos autores del atentado. "No se descarta a las ni a ningún otro grupo terrorista", afirmó.

El alcalde de Bogotá, , dijo el miércoles, en entrevista con la emisora Radio Super, que se investiga si los autores del atentado tenían control sobre el semáforo que hay en la calle donde estalló la bomba.

El semáforo cambió a rojo cuando la camioneta en que se transportaba Londoño pretendía pasar. Apenas el auto se detuvo, un hombre se acercó y, literalmente, le pegó una bomba que estalló instantes después.