Santos dio un discurso desde la Casa de Nariño. (Reuters)
Santos dio un discurso desde la Casa de Nariño. (Reuters)

El presidente de Colombia, , anunció este lunes que la nueva delimitación marítima con Nicaragua, (CIJ) en 2012 será inaplicable hasta que haya un tratado entre los dos países, en un nuevo gesto de rechazo a ese fallo judicial.

"El no es aplicable hasta tanto se celebre un tratado que proteja los derechos de los colombianos, tratado que deberá ser aprobado de conformidad con lo señalado en nuestra Constitución", dijo el mandatario en una alocución de radio y televisión desde la Casa de Nariño.

El presidente dijo que esa decisión forma parte de "cuatro pasos fundamentales" tomados por su Gobierno en una "estrategia integral" para la defensa de la soberanía colombiana en el Caribe, con especial énfasis en el archipiélago de San Andrés y Providencia.

Santos aseguró además que defenderá "hasta las últimas consecuencias" los derechos de Colombia en la zona y que no tolerará "las ambiciones expansionistas de Nicaragua".

"Repito la decisión que he adoptado: sin un tratado el fallo de la Corte Internacional de Justicia no es aplicable", enfatizó el presidente sobre la decisión de ese tribunal internacional, que en noviembre pasado otorgó a Nicaragua derechos económicos sobre 75,000 kilómetros cuadrados en el mar Caribe.

El fallo de La Haya, además de otorgar a esa inmensa porción de mar, confirmó la soberanía de Colombia sobre siete cayos, dos de ellos enclavados, que hacen parte del archipiélago de San Andrés.

Como segunda medida, Santos anunció la expedición de un decreto por medio del cual se consolida a San Andrés y demás islas del archipiélago como territorio colombiano a través de la declaración de una Zona Contigua Integral.

"Esto hace que tengamos una plataforma continental continua e integrada desde San Andrés hasta Cartagena (en el continente) sobre la cual Colombia tiene y ejercerá los derechos soberanos que nos otorga el derecho internacional", subrayó.

En tercer lugar, el presidente anunció que Colombia acudirá "a todos los medios jurídicos y diplomáticos para reafirmar la protección de la Reserva Seaflower", un área de protección de la biosfera sobre la cual Nicaragua pretendió que la Unesco le reconociera derechos, basada en el fallo de La Haya.

La cuarta medida anunciada por el jefe de Estado es la de frenar las ambiciones expansionistas de Nicaragua en el Caribe que, dijo, afecta también a otros países de la región, como Panamá, Costa Rica y Jamaica.

Además de las cuatro medidas, agregó, Colombia "se reserva el derecho de ante la Corte Internacional de Justicia, y de tomar otras acciones".