Salvatore Mancuso fue extraditado a Estados Unidos en 2008. (AP)
Salvatore Mancuso fue extraditado a Estados Unidos en 2008. (AP)

DPA (Bogotá)El otrora jefe de los grupos paramilitares de ultraderecha en , , reiteró que su extradición a Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico obedeció al deseo de silenciarlo del entonces presidente, (2002-2010), según declaraciones conocidas hoy.

"La extradición fue un error y será siempre un error porque el presidente Álvaro Uribe la utilizó para silenciarnos e incumplirnos. ¿Por qué callarnos? Nuestra obligación es contar la verdad", dijo Mancuso al diario de Bogotá.

"Sin embargo, cuando comenzamos a confesar las verdades que afectaban a Uribe, o a personas cercanas a él, y de alto poder de las altas esferas, fue cuando decidió incumplir los pactos y ordenó nuestra extradición", agregó.

El ex jefe de las (AUC), que reunió a varios grupos paramilitares que se desmovilizaron entre 2003 y 2006, señaló varias veces en los últimos años que Uribe tuvo nexos con esas bandas armadas de extrema derecha.

El gobierno de Uribe promovió la desmovilización de esos grupos vinculados al narcotráfico, pero en 2008 ordenó la extradición a Estados Unidos de varios de sus principales jefes, entre ellos Mancuso.

Al responder un cuestionario enviado por El Tiempo por correo electrónico, Mancuso dijo que en el proceso de desmovilización de las AUC se cometieron errores que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos debe cuidarse de no repetir frente a las negociaciones con las (FARC).

Según Mancuso, los organismos estatales no ocuparon el espacio que dejaron los paramilitares en varias regiones, lo que dio origen a la aparición de otras bandas armadas dedicadas al .

Asimismo, expresó que los ex paramilitares pueden hacer aportes al proceso de paz entre el gobierno y las FARC "en temas como la concreción de las negociaciones, etapa judicial, resocialización, posconflicto, verdad, justicia y reparación".