(Reuters)
(Reuters)

El actor y cineasta estadounidense reconoció que improvisó durante la convención republicana, en el que dialogó con una silla vacía que simbolizaba al presidente .

El periódico californiano recogió esta afirmación de la veterana estrella de Hollywood, quien también alegó que no se arrepiente de ello.

Eastwood admite que comenzó a planificar su discurso después de un siesta en la habitación de su hotel solo 20 minutos antes de su intervención, que fue muy criticada.

Todo surgió cuando alguien le preguntó tras bambalinas si quería sentarse. "Había una silla y un tipo me seguía preguntando si quería sentarme. Cuando vi la silla vacía me dio una idea: la sacaría y le hablaría al señor Obama y le preguntaría por qué no cumplió todas las promesas que le hizo a todos", contó Eastwood.