Miles de sirios huyen de la violencia hacia Turquía, Irak, Jordania y Líbano. (EFE)
Miles de sirios huyen de la violencia hacia Turquía, Irak, Jordania y Líbano. (EFE)

El número de refugiados sirios superó la marca de los dos millones, dijo hoy una agencia de , advirtiendo que el mundo enfrenta su peor amenaza a la paz desde la .

La agencia de Naciones Unidas para los refugiados, , dijo el martes en un comunicado que las personas que han cruzado las fronteras para marcharse de su país se han multiplicado casi por diez en los últimos 12 meses, principalmente hacia Turquía, Irak, Jordania y Líbano.

Esto representa cerca del 10% de la población siria y un promedio de casi 5,000 hombres, mujeres y niños que dejan diariamente su país, llevando el total de personas que viven en el extranjero a más de dos millones, dijo ACNUR.

Con otros 4,5 millones que se cree han sido desplazados dentro de Siria, el número de personas que vive lejos de su hogar representa un tercio de la población.

Comparado con las cifras del momento más álgido de la crisis de refugiados de Afganistán hace dos décadas, el alto comisionado para los refugiados, António Guterres, dijo: "Siria se ha convertido en la gran tragedia de este siglo, una desgraciada catástrofe humanitaria con sufrimiento y desplazamientos sin igual en la historia reciente".

Al hablar sobre el aceleramiento de la crisis, Guterres dijo: "Lo que es terrible es que el primer millón huyó de Siria en dos años. El segundo millón huyó de Siria en seis meses".

En rueda de prensa en Ginebra, Guterres dijo que un total de seis millones de personas fueron desplazadas por la guerra.

"En este momento particular, es el mayor número de personas desplazadas en cualquier lugar del mundo. Y si uno mira el pico de la crisis afgana probablemente tenemos números muy similares de personas desplazadas", afirmó.

"Los riesgos para la paz y seguridad global que la crisis siria actual representa, estoy seguro, no son menores de los que hemos visto en otras crisis que hemos tenido desde la guerra de Vietnam", agregó Guterres, un exprimer ministro portugués.