Todos los días en este país se reportan un promedio de 300.000 nuevos contagiados del COVID-19 y alrededor de 2.000 muertos por causa del virus, más del doble de lo que se registró en el pico más alto de la primera ola, en el 2020. (Foto: EFE/EPA).
Todos los días en este país se reportan un promedio de 300.000 nuevos contagiados del COVID-19 y alrededor de 2.000 muertos por causa del virus, más del doble de lo que se registró en el pico más alto de la primera ola, en el 2020. (Foto: EFE/EPA).

La atraviesa el momento más crítico de la . La segunda ola del está golpeando cruelmente a este país asiático de 1.400 millones de habitantes, la segunda nación más poblada del mundo después de . Investigadores creen que la es causada por la nueva variante india, pero no tienen las evidencias completas para asegurarlo.

MIRA:

Todos los días en este país se reportan un promedio de 300.000 nuevos contagiados del COVID-19 y alrededor de 2.000 muertos por causa del virus, más del doble de lo que se registró en el pico más alto de la primera ola, en el 2020. ¿Cuán agresiva es la variante india y por qué se sabe tan poco sobre ella?

Los investigadores tienen claro que los virus mutan todo el tiempo y producen diferentes versiones o variantes de sí mismos. La mayoría de estas mutaciones son insignificantes y algunas incluso pueden hacer que el virus sea menos peligroso. Pero otras pueden convertirlo en más contagioso, más agresivo y más resistente frente la inmunidad generada naturalmente o por la vacuna. Esta variante india, oficialmente conocida como B.1.617, se detectó por primera vez en India en octubre del año pasado.

Peligrosidad

Los científicos aún no saben si esta variante es más infecciosa o resistente. El virólogo de la Universidad Estatal de Luisiana (EE.UU.), Jeremy Kamil, dice que una de sus mutaciones es similar a las identificadas en Sudáfrica y Brasil. Esas dos mutaciones pueden ayudar al virus a evadir los anticuerpos del sistema inmunológico, que la persona adquirió por una infección previa o una vacuna.

Según contó el especialista, de todas las variantes descubiertas, la más preocupante por ahora es una identificada en Reino Unido, que es dominante en su territorio y se ha extendido al menos a otros 50 países. “Dudo que la variante india sea más infecciosa que la variante de Reino Unido, y no debemos entrar en pánico”, dice Kamil.

No existe una información exacta. Gran parte de los datos sobre la variante india están incompletos. Los científicos indican que disponen de muy pocas muestras de ella. Hasta el momento solo tiene identificadas 298 muestras en la India y 656 en todo el mundo. Estas cifras son menores en comparación con las más de 384.000 muestras de la variante de Reino Unido.

Expansión

De acuerdo a la evidencia científica, las muestras no están lo suficientemente extendidas en todo el país para determinar qué tan lejos o rápidamente se está propagando. La variante se detectó en 220 de las 361 muestras recolectadas entre enero y marzo en el estado de Maharashtra, en el oeste del país. Según GISAID (iniciativa global para compartir los datos de los virus gripales), se ha detectado la presencia de la variante en al menos 21 países.

En el Reino Unido se identificaron 103 casos de esta variante, desde el 22 de febrero hasta la fecha. De ahí que la mayoría de los viajeros procedentes de India tienen prohibida ahora la entrada al Reino Unido. El sistema sanitario de Inglaterra ha incluido la variante de la India como una de varias “variantes bajo investigación”, por ahora no la considera lo suficientemente grave como para ser clasificada como una “variante preocupante”.

Entonces, ¿Qué está provocando la segunda ola en India? Para algunos investigadores, la segunda ola en India podría haber sido causada por las grandes concentraciones de personas y la falta de medidas preventivas como el uso de máscarillas o el distanciamiento social. El profesor de microbiología clínica en la Universidad de Cambridge (Reino Unido), Ravi Gupta, sostiene que las carteristas de sobrepoblación y densidad de la India hace que sea una incubadora perfecta para que el COVID-19 se expanda rápidamente y registre mutaciones.

El doctor Jeffrey Barrett, del Wellcome Sanger Institute (Reino Unido), indica que es posible que también haya una relación de causa y efecto con la nueva variante, pero faltan evidencias. El doctor Barrett señala que se conoce la existencia de la variante desde finales del año pasado.

“Si está detrás de la ola en India, le ha costado varios meses llegar a este punto, lo que sugiere que probablemente sea menos transmisible que la variante Kent B117”, dijo Barrett.

Inmunidad

Los científicos creen que las vacunas existentes ayudarán a controlar la variante. Evitarán que alguien enferme gravemente y en otros casos ralentizará la propagación de la enfermedad. Sin embargo, de acuerdo al artículo publicado en Nature por el profesor Gupta y sus colegas de investigación, algunas variantes conseguirán escapar inevitablemente a las vacunas actuales. Entonces, se necesitarán cambios en el diseño de las vacunas para hacerlas más efectivas.

“Para la mayoría de las personas, estas vacunas pueden significar la diferencia entre sufrir la enfermedad levemente y terminar en el hospital con riesgo de muerte. Por favor, tomen la primera vacuna que les ofrezcan. No cometan el error de dudar y esperar una vacuna ideal”, advirtió el doctor Jeremy Kamil.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR