Con solo el rostro pintado, decenas de ciclistas salieron desnudos a la calles de México y España en demanda de un mayor respeto en las pistas por parte de los conductores.

Ellos hicieron sentir su voz de protesta en las principales arterias de Madrid y de Ciudad de México. Aprovecharon que en sus países ya se vive la temporada de verano.