El diseñador de moda heredó toda su fortuna a su mascota tras su fallecimiento dado hoy a la edad de 85 años. Se trata de 'Choupette', una gata birmana de color crema y ojos azules, que era la engreída del famoso personaje.

Hermosa y emblemática, la gatita de Karl se luce en varios fotografías con su dueño. Pero la devoción de Karl se vio plasmada más allá debido a la gran fortuna que dejó para la mascota.

Choupette se convierte así en el animal más rico del mundo heredando las riquezas del famoso director creativo de la marca Chanel.

La gata acompañó al diseñador desde 2011. Se sabe que la felina es atendida por dos sirvientes, posee su propia recámara en el hotel Rosewood de París. Incluso, se ha escrito su propio libro titulado 'Choupette, la vida privada de una gata de la moda de altos vuelos".

Choupette también está en redes sociales al estar presente con su propia cuenta de Instagram.

"Choupette es una chica rica, tiene su propia fortuna. Si me pasa algo, la persona que se ocupe de ella no estará en la miseria", indicó el diseñador cuando estaba en vida.

Además, la felina ha protagonizado varias campañas de publicidad y hasta una colección de accesorios felinos.

La fortuna de Karl Lagerfeld ascendería a US$ 125 millones.

'CHOUPETTE', DIVA Y GLAMOROSA

Choupette Lagerfeld nació el 15 de agosto del 2011, bajo el signo de leo. "Ella odia a otros animales y odia a los niños", dijo en su momento Karl sobre su mascota.

Además es una diva con dos nanas que le cepillan su pelo blanco cuatro veces al día, dan tratamiento a sus ojos azules y la llevan al médico una vez al mes.

En vida su tutor decía que Choupette era como la Infanta Margarita en 'Las Meninas' de Velázquez pues ella acaparaba toda la atención.

Eso sí, odia los cuidados excesivos y que la perfumen. Pero lo que más amaba era que su dueño la cargara e hiciera pasear por su departamento como una bebé.

TE PUEDE INTERESAR: 

TAGS RELACIONADOS