Organizaciones protectoras de animales condenan la situación de la tortuga. (Internet)
Organizaciones protectoras de animales condenan la situación de la tortuga. (Internet)

La adicción también existe en los animales. Un ejemplo de ello es el caso de una tortuga de la ciudad nororiental de Changchun (), quien debe fumar 10 cigarrillos al día para saciar su adicción al tabaco.

De no poder alcanzar su cuota durante un día, este animal persigue a sus dueños y hasta hace ruidos estridentes para que pongan a su alcance un cigarrillo.

Hasta la fecha, varias organizaciones protectoras de animales han condenado la situación.