Al menos 381 personas murieron a causa del sismo de 6,5 grados de magnitud que sacudió a . El movimiento telúrico se registró hoy en la provincia de Yunán, en la región montañosa del gigante asiático.

Según informó la agencia estatal de noticias Xinhua, los heridos ascienden a 1,800 y los daños materiales son cuantiosos. "El temblor derrumbó y dañó muchos edificios, en particular viviendas de construcción antigua", destacó el referido medio.

Se trata del temblor más fuerte que hubo en China en los últimos 14 años, informó la cadena estatal de televisión CCTV. Más de 12,000 casas colapsaron y 30,000 sufrieron daños, estimaron autoridades locales.

El (USGS) advirtió de que, "en general, la población de esta región vive en estructuras muy vulnerables a los terremotos". El suroeste de China, situado entre las placas tectónicas Euroasiática e India, es propenso a los sismos.

El Gobierno envió 2,000 tiendas de campaña, 3,000 camas, 3,000 colchones y 3,000 abrigos a la zona del desastre, donde fuertes lluvias pronosticadas para los próximos días agravarán los problemas.

Asimismo, han llegado al lugar 2,500 militares y más de 700 policías y bomberos que forman equipos de rescate, con los que trabajan también una docena de perros que tratan de encontrar supervivientes entre los escombros.

China afrontó diversos sismos en los últimos años:

  • En 1974, un temblor de 6.8 en la misma región mató a más de 1.500 personas
  • En septiembre de 2012, 80 personas murieron a consecuencia de dos terremotos en la región montañosa entre Yunán y Ghizhu
  • Sichuan, una de las provincias más pobladas de China, registró en mayo de 2008 un terremoto de 8.0 que dejó 87.000 muertos y desaparecidos.