Un bol extremadamente raro perteneciente a la Dinastía Qing, hecho para el emperador chino Kangxi, se vendió en US$ 30.4 millones (24,6 millones de euros) en una subasta este martes de la casa.

Este recipiente mide poco menos de 14.7 cm de diámetro, está decorado con esmaltes pintados que combinan técnicas chinas y occidentales, y flores.

El bol, utilizado por el emperador a principios del siglo XVIII, se vendió en cinco minutos a un postor telefónico anónimo de la región de la "Gran China", dijo Nicolas Chow, presidente de la casa de subastas con sede en Asia.

"Este es el ejemplar más sofisticado que existe. Solo hay tres ejemplares que usan este hermoso rosa (fondo)", agregó sobre la pieza Chow.

En los últimos años, las casas de subastas de han realizado ofertas millonarias por parte de compradores asiáticos que se han interesado en adquirir diamantes, carteras y cerámicas antiguas superando varios récords mundiales.

El año pasado, un tazón de hace 1.000 años de la dinastía Song de China se vendió por US$ 37.7 millones.

TAGS RELACIONADOS