(Reuters)
(Reuters)

Las autoridades chinas sacrificaron más de 20,000 aves de corral hoy en , mientras la cifra de muertos por la nueva cepa de gripe aviaria escaló a seis, expandiendo la preocupación fuera del país y generando caídas en las acciones de compañías aéreas en Europa y .

El Gobierno local de Shanghái dijo que el mercado Huhuai para aves vivas había cerrado y que se habían sacrificado 20,536 animales luego de que las autoridades detectaran el virus H7N9 en muestras de palomas tomadas allí. Otros mercados de aves de corral de la ciudad serán cerrados desde mañana sábado, agregó.

La provincia oriental de confirmó este viernes dos nuevos casos de gripe H7N9, lo que eleva a 16 la cifra total de infecciones reportadas en todo .

Al menos cuatro de las muertes se produjeron en Shanghái, una ciudad de 23 millones de habitantes.

La última víctima fatal fue un hombre de 64 años de la provincia de , reportó la agencia estatal Xinhua, que agregó que ninguna de las 55 personas que tuvieron contacto cercano con el paciente habían mostrado síntomas de infección.