Las medidas buscan impulsar el crecimiento de la segunda economía mundial. (Reuters)
Las medidas buscan impulsar el crecimiento de la segunda economía mundial. (Reuters)

El Gobierno de China prometió que se adoptarán reformas económicas y sociales "sin precedentes" en el próximo cónclave del Partido Comunista (PCCh) en noviembre, indicaron hoy los medios oficiales.

Yu Zhengsheng, que ocupa el cuarto puesto de los siete que forman el Comité Permanente (máximo órgano de poder chino), dijo, en una reunión a puerta cerrada, que "las reformas serán esta vez más amplias, de más fuerza y sin precedentes", según la agencia oficial Xinhua.

"Inevitablemente, estas impulsarán profundas transformaciones en la economía, la sociedad y otras esferas", agregó.

Sus comentarios son de los primeros entre los principales líderes chinos antes de que se produzca la esperada reunión, en la que se prevé que el presidente chino, Xi Jinping, busque el consenso de la primera línea del PCCh para acometer severas reformas.

Las medidas buscan impulsar el crecimiento de la segunda economía mundial, que se enfrenta a un posible frenazo brusco, y orientarla hacia un modelo más centrado en la demanda interna que en las exportaciones, debilitadas por la crisis que arrastran los principales socios comerciales de China (UE y EEUU.

El cónclave, del que aún se desconoce la fecha exacta, congregará a los 200 miembros de la elite del Comité Central del PCCh y es el primero desde el relevo de poder del pasado año.

Aunque se esperan reformas económicas de peso, no se prevé que se tomen medidas relevantes en el campo político.

La potencia asiática se marcó un objetivo de crecimiento del 7.5% para 2013, el mismo que se fijó para el pasado año, cuando lo superó ligeramente con un crecimiento final del 7.7%, lejos de las cifras de dos dígitos registradas hace años.