El empresario chino Wang Zhongjun, presidente del estudio cinematográfico y uno de los hombres más ricos del país asiático, adquirió en subasta un bodegón del artista holandés por US$62 millones, informó hoy el portal informativo .

Wang ofreció el precio más alto por el cuadro Nature Morte, Vase aux Marguerites et Coquelicots (Naturaleza muerta, florero con margaritas y amapolas), obra del célebre pintor post-impresionista y subastado el martes en Nueva York por la casa , junto a otras obras maestras del arte que esta semana están logrando precios récord en la Gran Manzana.

Aunque durante la puja no se reveló la identidad de los compradores, el nombre de Wang se hizo público hoy en la prensa china, de forma similar a como ocurrió el pasado año cuando otro millonario del país, Wang Jianlin, adquirió una destacada obra de por US$22 millones.

Aquella compra, también en aunque por parte de la casa , fue criticada en las redes sociales chinas, donde muchos la consideraron un despilfarro, y algo similar ha ocurrido esta vez con la operación de Wang Zhongjun.

"Un loco ha comprado la obra de otro loco", sentenció así un usuario en Sina Weibo, un equivalente chino a , en alusión al empresario de Huayi (productora famosa por sus filmes de artes marciales) y al pintor holandés, famoso por sus desequilibrios mentales.