Sigue actualizado en nuestra APP

China defiende su nueva zona militar ante protesta de EEUU

El vicepresidente Joe Biden trata de rebajar tensión. Dice que Washington y Pekín deben tener confianza mutua.

Joe Biden dijo en Japón que la medida de Pekín era una provocación. (EFE)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

China rechazó hoy las críticas de Estados Unidos a la nueva zona de control militar que estableció de manera unilateral sobre unas islas que se disputa con Japón en el mar de China Oriental.

Durante la visita al país asiático del vicepresidente estadounidense, Joe Biden, la cúpula china alegó que la zona no es más que una medida "legal de autodefensa".

Durante un encuentro entre Biden y el jefe de Estado y de partido, Xi Jinping, en el Gran Salón del Pueblo, el vicepresidente estadounidense llamó a tener confianza mutua.

Poco antes, el Ministerio de Defensa chino había instado a Estados Unidos y a Japón a cumplir con las exigencias de su país.

Las fuerzas de combate están en condiciones de ejercer "un control eficaz" del área, dijo un portavoz, que criticó duramente la oposición japonesa al establecimiento de la zona y advirtió a Estados Unidos de que no debe enviar "señales equivocadas" con su apoyo a Tokio.

China exige en esta nueva área de vigilancia que los aviones se anuncien, identifiquen y sigan las órdenes de su fuerza aérea. Como respuesta, la Casa Blanca había exigido a China que levante de inmediato la zona de control militar.

El Ministerio del Exterior chino respondió hoy que no lo hará porque la medida "forma parte de la soberanía de China". Es una medida necesaria para la autodefensa, indicó a la prensa el portavoz Hong Lei.

Biden había declarado ayer en Tokio que la medida es una "provocación". "Lo consideramos un intento unilateral de cambiar el statu quo en el mar de la China Oriental", afirmó.

Estados Unidos declaró por ahora que sus aviones no cumplirán con los requisitos exigidos por China.

Biden, que viajará luego a Corea del Sur, llamó a China y a Japón a encontrar mecanismos para gestionar la crisis y crear canales de comunicación para reducir el riesgo de una escalada.

Alertó del mayor riesgo de accidentes en la zona porque esta se solapa con otras similares establecidas hace tiempo por Japón y Corea del Sur.

El portavoz del Ministerio de Defensa chino aclaró que la reacción de sus fuerzas armadas dependerá de si se trata de un avión civil o militar y cuán grande sea la amenaza o la distancia.

"No serán necesarios aviones de combate si se comprueba que el avión que sobrevuela no representa un peligro para nosotros, pero debe garantizarse la vigilancia necesaria", añadió.

"Si la amenaza de algún intruso alcanza determinada medida, se movilizarán aviones militares en el momento indicado para sortear esta situación", explicó.

Ir a portada