(Reuters)
(Reuters)

Al menos 26 personas murieron hoy por la explosión de un camión cargado de fuegos artificiales, que provocó el derrumbe de un puente en el centro de .

La cubierta del puente, situado en , se derrumbó en parte por la explosión, arrastrando a vehículos en su caída, informó Radio China Internacional.

Las explosiones de material pirotécnico, que no siempre respeta las normas de seguridad, no son raras en China en torno a las celebraciones del Año Nuevo Lunar, que este año cae el 10 de febrero.

El hecho ocurrió al amanecer. El puente de Yichang, de varias decenas de metros de altura, era recorrido en ese momento por camiones, que se estrellaron abajo tras la explosión.

Los chinos utilizan muchos petardos y fuegos artificiales para expresar su júbilo en las ocasiones festivas, pero al menos 200 ciudades chinas prohibieron en 1994 el uso de fuegos artificiales durante las celebraciones tradicionales, debido al alto número de accidentes.

Sin embargo, pero las prohibiciones fueron levantadas gradualmente en los últimos años, bajo la presión de la opinión pública y por razones comerciales.