Un mujer de 22 años, víctima de violencia de género en la localidad de Temuco en , no tuvo otra opción que llamar a la policía con la mentira de pedir una pizza mientras su novio estaba alterado y había amenazado con quemarla viva.

Según informa el medio Chilevisión y CNN, todo inició cuando la pareja de Ivette Necul le dio tres golpes en la cabeza.

Se alteró. Me empujó hacia la cama y empezó a pegarme con sus puños y quiso ahorcarme. Empecé a empujarlo con mis manos y me tiro el huesito del meñique, igual me defendí. Le di una patada a él porque me estaba pegando con sus puños en la cabeza y me dolía. Tenía miedo. Me roció con colonia y me encendió fuego”, dijo la joven a Chilevisión.

Inmediatamente, la mujer se comunicó con Carabineros de Chile para solicitar su ayuda. En un audio difundido por los medios, se escucha que pide una pizza a su vivienda.

Un agente policial le contestó y le dijo si era consciente de que se estaba comunicando con Carabineros. Necul le respondió que sabía que era el número de la policía y no tuvo otra opción que darle su dirección y decirle solamente “con doble salsa por favor”.

Al darse cuenta de la situación, la policía le consultó si estaba sola y si había recibido una agresión.

No es una estrategia muy usual pero sin duda que fue astuta. Ya que estando el agresor en casa este podía haber reaccionado de forma violenta si escuchaba que hablaba con Carabineros. (...) el procedimiento se desarrolló en forma exitosa", declaró el suboficial mayor de Carabineros, Luis Fonseca.

La policía chilena confirmó que se detuvo a la pareja y fue acusado al instante por feminicidio frustrado por el Ministerio Público.

Además, se conoció que un juzgado determinó que el acusado tenga prisión preventiva mientras duren las investigaciones.


TAGS RELACIONADOS