Chile: Daños en caleta de Iquique. (Reuters)
Chile: Daños en caleta de Iquique. (Reuters)

canceló la alerta de tsunami para todo su territorio tras el de magnitud que dejó al menos seis muertos, mientras casi un millón de evacuados que pasaron toda la noche a la intemperie empezaban a volver a sus casas.

"Se cancela en todo el país la alarma de tsunami", dijo en un reporte el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, al anunciar también que la cifra de fallecidos había subido de cinco a seis.

En un principio Peñalillo comunicó "el fallecimiento de cinco ciudadanos, cuatro hombres y una mujer, en y Alto Hospicio, por infarto y aplastamiento". Luego elevó el número de fallecidos a seis y explicó que según información preliminar se trata de una mujer que murió "producto de una caída".

La región fue declarada "zona de catástrofe" por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien viajó esta mañana para supervisar que se tomen las medidas adecuadas.

El "balance total de los daños se dará cuando se puedan recorrer de día las zonas afectadas", señaló la presidenta.

Bachelet tomó inmediatamente esta vez la decisión de enviar a las Fuerzas Armadas a la zona afectada para hacerse cargo del orden y la seguridad, y evitar así posibles saqueos, como ocurrió tras el terremoto del 2010.

Pasadas las 06:30 horas de hoy (04:30 hora peruana), el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada () chilena levantó la alarma de tsunami en las últimas seis localidades en que se mantuvo durante toda la noche: Arica, Pisagua, Iquique, Patache, Tocopilla y Mejillones.

Más de 900,000 personas que evacuaron las costas del país –de unos 4,329 kilómetros– empezaban a volver a sus casas este miércoles, después de pasar más de ocho horas a la intemperie en plena noche.

No obstante, se llamó a mantener precauciones durante las próximas horas ya que "se estiman variaciones de 0.3 metros y hasta un metro sobre el nivel medio del mar para Arica, Pisagua, Iquique, Patache, Tocopilla y Mejillones", según Peñailillo.

El sismo –que duró dos minutos– estremeció las regiones chilenas de Arica, Iquique y Antofagasta, unos 1,800 kilómetros al norte de Santiago.

En un principio la alerta de tsunami abarcaba a todo Chile pero luego las autoridades restringieron la orden a las zonas más afectadas en el norte.

El epicentro del terremoto se ubicó en el mar, a unos 89 kilómetros al suroeste de Cuya, en Iquique, con una profundidad de 38.9 kilómetros, según el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile.