Con esta medida las tarifas del transporte público no podrán incrementarse. Foto: AFP
Con esta medida las tarifas del transporte público no podrán incrementarse. Foto: AFP

El Senado de aprobó por unanimidad el , alza que desencadenó la protesta social que vive el país del sur y que, tras su aprobación el domingo por la Cámara de Diputados, quedó apta para su promulgación como ley.

Esta legislación facultará al presidente Sebastián Piñera dejar sin efecto o limitar un alza de tarifas en el transporte público de pasajeros.

El proyecto había sido enviado de urgencia por Piñera, el último domingo, con el propósito de calmar los ánimos de la población, que se enfrascó en una serie de enfrentamientos que dejaron como saldo 11 personas fallecidas.

La norma, de artículo único, se analizó este lunes en una sesión especial. Para tal efecto se permitió a los congresistas reflexionar sobre los hechos de los últimos días en el país.

Los senadores, por su parte, condenaron los actos de violencia, pero a la vez hicieron un llamado a la unidad utilizando la empatía para resolver problemas concretos. Se mencionó el descontento producto de bajos sueldos y pensiones, el precio de los medicamentos, el alza en los planes de las Instituciones de Salud Previsional (Isapres), la precariedad del sistema administrado por el Fondo Nacional de Salud (Fonasa), la gestión de las administradoras de pensiones o el alza del transporte público.

También se abordaron el incremento del costo de las necesidades básicas, las tasas de interés de los bancos, la precariedad de la educación, el sobreendeudamiento, la desigual distribución del ingreso y el rol de la Constitución Política, entre otras situaciones.

¿QUÉ DESATÓ LA VIOLENCIA?

El pasado 6 de octubre, el Metro de Santiago, una empresa privada en cuya propiedad participa el Estado chileno, aumentó en 30 pesos el precio del pasaje en hora punta, hasta situarse en 830 pesos (unos 1,2 dólares). El precio lo fija el llamado Panel de Expertos con base en varios indicadores, como la inflación, el costo de los suministros para su operación y el tipo cambio, entre otros, y es aprobado por el Ministerio de Transporte.

En protesta por la subida del boleto del metro, cientos de ciudadanos, en especial estudiantes de secundaria y universitarios, iniciaron el pasado lunes entradas masivas al suburbano y levantaron las mamparas de cobro para que los pasajeros ingresaran a los andenes sin pagar.

La protesta se extendió a partir del viernes a otras zonas del país y se radicalizó, lo que sumió a Chile en un grave problema de orden público, con multitud de actos vandálicos, desde barricadas callejeras, incendios y saqueos a comercios y supermercados.

El Gobierno decretó el Estado de Emergencia en varias regiones para poner en manos del Ejército la seguridad.

Fuente: EFE