(AFP)
(AFP)

El presidente chileno, , defendió hoy su gestión en su último balance y resaltó los avances logrados en materia económica en medio de protestas sociales.

"Gobernar no es una tarea fácil, hemos cometido errores, pero hemos entregado nuestro mejor esfuerzo", dijo Piñera ante ministros, parlamentarios, autoridades públicas y candidatos presidenciales para los comicios de noviembre.

En su última 'cuenta pública', el mandatario subrayó las medidas de su gobierno para impulsar el crecimiento económico y el desarrollo del país desde el 2010, cuando asumió el poder, pocos días después de un devastador terremoto.

"Hemos crecido un 5,8 % como promedio anual … Y además, el año pasado, fue el segundo receptor de inversión extranjera en América latina, con 30,000 millones de dólares, subrayó.

RELACIONES INTERNACIONALESEl mandatario también destacó que su gestión propició una política de diálogo, respeto irrestricto de los tratados vigentes y la defensa de la soberanía nacional.

"No tenemos ni mantenemos ningún diferendo limítrofe con Bolivia. Tenemos un tratado de paz, amistad y límites válidamente celebrado el año 1904, que se encuentra plenamente vigente", afirmó Piñera.

"Este presidente y todos los chilenos, sabremos defender (…) lo que legítimamente nos pertenece: nuestro territorio, nuestro mar, nuestros cielos y nuestra soberanía", expresó el mandatario.

PROTESTAS SOCIALESEn paralelo a su discurso, trabajadores, estudiantes y organizaciones civiles marchaban en los alrededores del Congreso, para exigir mayores derechos civiles, laborales y educacionales.