Sebastián Piñera liturgia por conmemoración de los 40 años del golpe. (EFE)
Sebastián Piñera liturgia por conmemoración de los 40 años del golpe. (EFE)

El presidente de , , hizo un llamado a avanzar en una reconciliación nacional y superar "los traumas del pasado", hoy en el 40 aniversario del golpe de Estado que instaló la dictadura de .

"Llegó el tiempo, después de 40 años, no de olvidar, pero si de superar los traumas del pasado", dijo Piñera desde el palacio de La Moneda, donde encabezó una celebración en recuerdo de las víctimas caídas el 11 de septiembre de 1973, cuando el palacio fue bombardeado por aire y tierra el día del golpe de Estado que instaló la dictadura.

"El mejor legado que podemos entregarle a nuestros hijos es legarles un país reconciliado y en paz", agregó Piñera, el primer presidente de derecha tras la llegada de la democracia en 1990.

En el marco de la conmemoración de los 40 años del golpe, Piñera se ha desmarcado de la posición mostrada hasta ahora por el sector político que representa, haciendo un mayor énfasis en las responsabilidades de los políticos de la dictadura y de sus "cómplices pasivos" en el atropello de los derechos humanos.

También se refirió al papel de periodistas y jueces de la época, lo que motivó un reconocimiento por parte de la Corte Suprema de sus omisiones en el resguardo de las víctimas de la dictadura, tras rechazar miles de recursos de amparo en su favor.

El mandatario reiteró su condena a los responsables directos de la violación de los derechos humanos en Chile, pero "también de los que pudiendo haber hecho más porque tenían cargos de responsabilidad, influencia o investidura, simplemente no lo hicieron".

"Para poder seguir reconciliando nuestro país, vamos a tener que seguir avanzando por los caminos de la verdad y de la justicia", agregó.

El golpe de Estado de Pinochet, el 11 se septiembre de 1973, derrocó al gobierno socialista de , instalando por 17 años una dictadura que se saldó con más de 3,200 muertos y unos 38,000 torturados.