(AP/Reuters)
(AP/Reuters)

, el expresidente socialista chileno que en la defensa a balazos del Palacio de La Moneda durante el golpe militar de 1973, apareció hoy autorizado para votar en los comicios municipales de su país. El exmandatario fue incorporado en la mesa número dos de la humilde y capitalina comuna de Estación Central.

Su hija, la senadora Isabel Allende, lamentó los hechos y dijo que el problema surgió por el escaso tiempo que tuvo el Registro Electoral para preparar el nuevo padrón de electores. "Es lamentable el caso del presidente Allende y el de detenidos desaparecidos que aparecen hasta como vocales", refirió.

Este año, por primera vez en la historia de Chile, la inscripción en los registros electorales fue declarada automática y el voto, voluntario. Debido a ello, el padrón electoral pasó a tener de 8 a 13 millones de personas, hecho que originó una serie de anomalías.

Además de la inscripción del fallecido jefe de Estado, unos 1,300 desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet fueron incluidos en el padrón electoral. El proceso, antesala de las presidenciales de 2013, estuvo marcado por la alta abstención que superó el 70%.