El cambio de nombre y sexo serán reconocidos por el Estado chileno en el registro de una persona sin requerir intervención quirúrgica, tras una fallo de la Corte Suprema de

"Los principios internacionales en materia de derechos humanos facultan a los jueces a realizar el cambio", recoge AFP de la sentencia que privilegia el cumplimiento de tratados sobre derechos humanos. 

En el país vecino del sur existía un que no regulaba el cambio de sexo para transexuales. Así, quedó recovada una sentencia anterior de un tribunal de Santiago que negó el cambio de un ciudadano a sexo femenino en los registros.

El fallo dividido de la Corte concluyó que "supeditar la sentencia de reasignación sexual, a la previa realización de una intervención quirúrgica (...), sería quedarnos en una visión reduccionista que equipara el sexo en términos jurídicos, con solo una de sus exteriorizaciones".